• Diario Digital | Martes, 11 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 23:17

En la calle, sola y con su hijo recien operado

IAM/Redacción El pasado día dos de Abril en un partido de la 3º Andaluza Cadete entre el C.D Rinconcillo y el C.D Andalucía, José Antonio, jugador del C.D Andalucía sufría una lesión en la muñeca que le obligó a abandonar el partido camino a la clínica Virgen del Rosario.

En la calle, sola y con su hijo recien operado

IAM/Redacción El pasado día dos de Abril en un partido de la 3º Andaluza Cadete entre el C.D Rinconcillo y el C.D Andalucía, José Antonio, jugador del C.D Andalucía sufría una lesión en la muñeca que le obligó a abandonar el partido camino a la clínica Virgen del Rosario.

En dicha clínica le atendieron de urgencia y le diagnosticaron una fractura de cubito que necesitaba ser operada y ante la imposibilidad de operarlo en dicha clínica lo derivaron en ambulancia a Cádiz a la clínica La Salud donde fue intervenido de urgencia alrededor de las 9 de la noche.

Hasta ahí, todo correcto, buena atención en Algeciras y buena atención a la hora de atender al niño en Cádiz.

Al día siguiente a lo largo de la mañana los médicos de la Clínica La Salud dieron el alta a Jose Antonio y es ahí donde empiezan los problemas.

Ana María, madre de José Antonio solicita una ambulancia para trasladar a su hijo recién operado de nuevo a Algeciras pero bajo su sorpresa la mutua se la deniega.

Pónganse en la situación de Ana María, sola, en medio de una ciudad que no conoce para nada y con su hijo recién operado diciéndole que se siente mareado. Un verdadero calvario lo que tuvo que vivir para llegar a la estación y regresar a casa.

Esa es la situación de la Mutua de la F.A.F a dia de hoy. No se entiende como se puede derivar a un paciente a más de 100 km de su ciudad para ser operado y dejarlo tirado en la calle sin apenas haber pasado un día en el hospital para recuperarse de la anestesia y la operación en sí.

Y todavía se entiende menos el cambio de clínica del Quirón a Virgen del Rosario, una clínica que ante estos casos no puede hacerse cargo de las necesidades de los pacientes.