Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | viernes, 05 de junio de 2020
  • Actualizado 21:04

La ministra de Asuntos Exteriores viajará en breve a la comarca y a Londres para hablar de Gibraltar

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, viajará en breve al Campo de Gibraltar y también a Londres con el fin de empezar a trabajar en la relación futura con el Peñón una vez que termine el periodo de transición tras el Brexit.
ministra exteriores
ministra exteriores
La ministra de Asuntos Exteriores viajará en breve a la comarca y a Londres para hablar de Gibraltar

Según ha relatado en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, su objetivo es "recoger el sentir de los actores de la zona" para empezar a dialogar. En cuanto a Londres, ya ha contactado con las autoridades pero su objetivo es viajar pronto a Londres.

España negoció con sus socios europeos un derecho de veto para todas las cuestiones de la relación futura que afecten a Gibraltar. Además, Madrid y Londres ya han negociado cuatro memorandos de entendimiento --sobre medio ambiente, derechos ciudadanos, cooperación policial y tabaco-- y un Tratado Fiscal, y en febrero comenzarán a reunirse los comités de apoyo previstos en ellos.

Según ha explicado, la guía de las conversaciones para la relación futura será crear una "zona compartida de prosperidad". Preguntada si eso puede implicar hablar de cosoberanía sobre el Peñón, ha replicado que eso "suena muy bien" pero que lo que importa a los ciudadanos es saber si podrán cruzar la Verja o si habrá competencia fiscal.

"Es una discusión que tenemos que tener para ver cómo gestionamos esta zona de prosperidad compartida, insisto, dando respuesta a los problemas cotidianos de los ciudadanos", ha dicho sobre la cosoberanía. A su juicio, se hace "un flaco favor" a los ciudadanos si se habla de "grandes principios" pero no se resuelven sus problemas.

Horas antes de que se consume la salida británica de la UE, ha explicado que el acuerdo, que concede un periodo de transición que se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2020, "da un poco de tranquilidad para abordar la nueva fase" porque hasta entonces no cambia nada ni para los ciudadanos ni para las empresas.

Para el futuro, ha dicho, España es partidaria de una relación lo más estrecha posible, pero sin olvidar "que no es lo mismo estar dentro que estar fuera".

González Laya ha concedido que la negociación, sobre todo la negociación comercial, no va a ser fácil, y que dependerá del nivel de ambición y cooperación al que ambas partes estén dispuestas y de que nadie juegue a "entorpecer" la negociación pretendiendo así sacar ventaja.

A su juicio, es normal que Londres empiece ya a hablar también con Washington de su futuro acuerdo comercial, pero el acuerdo de retirada deja claro que no puede concluir ninguno antes de que termine el periodo de transición.

Eso sí, ha señalado que las negociaciones comerciales no son "entre amigos", porque "en las negociaciones comerciales no hay amigos, hay intereses que defender" y así será también en las que mantengan Londres y Washington. Además, ha recordado que más del 50 por ciento del comercio de Reino Unido es con la UE y eso pesa en una negociación comercial.