Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | Miércoles, 19 de Junio de 2019
  • Actualizado 10:50

EL PRESIDENTE INTENTARÁ AGUANTAR EN EL PODER PENDIENTE DE LA CRISIS CON CATALUNYA

Sánchez comienza el 2019 con la derecha en alza

El año se inicia con juicio al procés, debate presupuestario y últimos trámites para exhumar a Franco.

pedro-sanchez-preside-uno-los-ultimos-consejo-ministros-del-ano-que-terminado-
pedro-sanchez-preside-uno-los-ultimos-consejo-ministros-del-ano-que-terminado-
Sánchez comienza el 2019 con la derecha en alza

 

La gran pregunta política para el 2019 es cuántas convocatorias electorales habrá este año, con la fundada sospecha de que será complicado que el socialista Pedro Sánchez aguante en La Moncloa hasta la próxima Navidad sin haber pasado, previamente, examen en las urnas. También difícil lo tiene Quim Torra en Catalunya para mantenerse en Palau sin caer en la tentación de apretar el botón electoral.

De momento, hay comicios autonómicos, locales y europeos el 26 de mayo donde lo que ocurra en y con Catalunya próximamente marcará las campañas e incluso los resultados de muchos territorios distintos al catalán, como parece va a ocurrir en Andalucía en cuestión de semanas, cuando el popular Juan Manuel Moreno tenga la oportunidad de ser investido y sacar al PSOE del gobierno regional si no hay sorpresas.

Eso a pesar del nefasto resultado obtenido por el PP en los primeros comicios de la ‘era Casado’ y gracias al apoyo prometido de Ciudadanos y, aquí lo más sorprendente, de Vox, partido de ultraderecha que ha llegado a la política española con expectativas de quedarse y como mínimo, influir de forma definitiva en parlamentos, ayuntamientos y administraciones.

Los populares, contra todo pronóstico y pese a que les muerden terreno electoral en una época en que no han terminado su ‘viacrucis’ en los tribunales por la corrupción, parece que se lo pondrán fácil a los de Santiago Abascal, tejiendo con ellos alianzas sin complejos y sin sonrojarse ante una UE preocupada por las vías de agua que se le abren desde la derecha más extrema.

Vox y su evolución será sin duda protagonistas del 2019, en el que algunos vaticinan otro inicio de recesión económica con tintes internacionales: España, como el resto de Europa, mira de reojo al 'Brexit' por sus consecuencias globales, pero especialmente por los problemas que puedan producirse en el tira y afloja sobre Gibraltar. El conflicto en torno al Peñón nunca ha sido sencillo para las autoridades españolas, tampoco lo está siendo  para Sánchez, y ahora además hay que contar con la presión de un patriotismo venido a más desde las nuevas filas del conservadurismo nacional.

Con este panorama a su alrededor el plan que tiene Sánchez es aguantar cuanto pueda en el poder. De entrada piensa registrar en las Cortes a finales de enero el proyecto de presupuestos que pactó con Podemos, para como poco obligar al resto de partidos a que se retraten y, si es posible, lograr su tramitación y su debate. Su aprobación ya es otra cosa. Para esa tramitación creen los ‘monclovitas’ que podrán contar con la complicidad de los independentistas catalanes, después de que los presidentes de Gobierno y Generalitat se reunieran el 20 de diciembre en Barcelona en una cita rodeada de polémica. Y de protestas y medidas de seguridad. Habrá una segunda reunión entre representantes de ambas instituciones en unas semanas, de las que se esperan avances en el plano legislativo.

Sin embargo los socialistas son conscientes de que el primer semestre de 2019 será convulso en lo que a las relaciones con la Generalitat atañe. Será cuando tenga lugar el jucio al ‘procés’ en el Tribunal Supremo y el devenir judicial de los acusados, sin duda, tendrá influencia en la política de España en general, marcada desde hace ya varios años por una profunda crisis en Catalunya.

Para colmo el final de ese juicio coincidirá con las autonómicas y municipales y, sin duda, el soberanismo –concretamente las críticas y ‘medidas’ para hacerle frente- ocupará buena parte de los mítines de candidatos y dirigentes políticos, lo que seguramente no rebajará la tensión. PP y Cs y varios de los barones territoriales del PSOE se muestran ya partidarios de aplicar ​un 155 más duro del que se desplegó tras el 1-O, mientras que Vox reclama directamente la disolución de las autonomías.

También en los primeros meses de este 2019 está previsto que se haga realidad una de las promesas de Sánchez con trascendencia histórica: la exhumación de los restos de Franco y su posterior traslado a otro lugar, aunque aún no se sepa oficialmente dónde y la controversia con la familia y los trámites administrativos para hacerlo estén siendo más tediosos de lo que el Ejecutivo preveía.

Por último, el año político estará asimismo ligado a la suerte que corra (y a la cantidad de grabaciones suyas que se hagan públicas) el comisario Villarejo, uno de los quebraderos más relevantes que tienen en su agenda políticos, empresarios, algunos periodistas y hasta instituciones del Estado