• Diario Digital | Domingo, 20 de Enero de 2019
  • Actualizado 14:58

ASÍ LO HA AFIRMADO DURANTE UNA COMPARECENCIA EN EL PLENO DEL CONGRESO

Sánchez ve un “nexo de unión” entre  el Brexit y la situación de Cataluña

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este miércoles que, aunque Reino Unido finalmente no apruebe el acuerdo negociado con Bruselas para el Brexit, las garantías sobre Gibraltar que España obtuvo del Consejo y la Comisión Europea “seguirán en vigor” y no decaerán.

congreso
congreso
Sánchez ve un “nexo de unión” entre  el Brexit y la situación de Cataluña

Se trata de las dos declaraciones en las que se deja claro que Gibraltar no formará parte de los acuerdos de la relación futura de la UE con Reino Unido, sino que deberá ser objeto de acuerdos separados que cuenten con el consentimiento previo de España. Con esos acuerdos, ha incidido Sánchez, la posición española se ve “sustancialmente reforzada”.

Además, ha subrayado que la decisión de la primera ministra británica, Theresa May, de posponer la votación parlamentaria sobre el acuerdo “no va a cambiar la posición española y la de la UE”.

“El acuerdo era y sigue siendo el único acuerdo posible y no cabe negociar otro, no cabe ningún tipo de renegociación”, ha recalcado, citando a la Comisión Europea. Así, ha remarcado que ahora corresponde a Reino Unido tomar una decisión, sobre todo, ha apostillado, a la luz de la reciente decisión del Tribunal de Justicia de la UE que permite a Reino Unido revocar unilateralmente su decisión de salir –Sánchez apostó recientemente por un segundo referéndum–.

El jefe del Ejecutivo ha pedido a la oposición que reconozca lo que ha logrado el Gobierno de España sobre Gibraltar y ha defendido también lo negociado para el periodo transitorio del Brexit, con el fin de dar tranquilidad a la población del Campo. En este sentido, ha asegurado que la “reivindicación de la plena soberanía sobre Gibraltar es perfectamente compatible” con buscar acuerdos en materia económica, social, medioambiental, de cooperación policial o militares, en el marco de la OTAN.

Además, ante la posibilidad de que Reino Unido no apruebe, finalmente, el acuerdo para el Brexit, ha afirmado que el Gobierno español está preparado para cualquier escenario. Eso sí, ha insistido en pedir a las empresas españolas que operan en territorio británico que hagan lo mismo.

De hecho, ha dedicado parte de su intervención a defender que ambos procesos se han basado en “agravios inventados y manipulados”, en desinformación y en intentos de dividir a la población con un referéndum y obligarlos a elegir entre identidades que en realidad han coexistido durante siglos. Los independentistas, ha dicho, han seguido “el mismo patrón de engaños que sus compañeros de viaje” británicos y su táctica de luego eludir responsabilidades.

Así, ha llamado a sacar lecciones del Brexit, de la división generada en Reino Unido y hasta en el seno del Partido Conservador, subrayando que la política consiste en buscar consensos, no divisiones, y apostando por “fortalecer la democracia frente a la mentira” y la manipulación.

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, ha reprochado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que la negociación sobre Gibraltar en el marco del Brexit haya sido “un rotundo fracaso” y “una humillación sin precedentes”.

Con estas palabras, Casado ha acusado a Sánchez de haber perdido una oportunidad histórica de incorporar el tratado sobre Gibraltar a la negociación y de haber “capitulado” la cláusula 24 porque se encontraba de viaje en Cuba .

Durante su turno para contestar a Sánchez, el presidente del PP ha insistido en que de nada sirven las “cartas”, solo el tratado, la ley.

Se ha referido al argumento del presidente del Gobierno cuando ha defendido que tanto el ministro de Exteriores alemán o el presidente del Parlamento y el de la Comisión Europea han reconocido que el acuerdo sobre Gibraltar es “jurídicamente vinculante”.

“El tratado dice lo que todos sabemos y si la señora May no consigue el voto favorable y hoy es relevada, y hay que renegociar el tratado, tendrá mi apoyo para lo que ya estaba negociado”, ha asegurado.

Apoyo, ha explicado, para mantener la cláusula 24, para poner en marcha un plan de futuro para el Peñón que incluya la cosoberanía, la doble nacionalidad, la retirada de la verja, la igualdad de derechos y obligaciones de los trabajadores del Campo de Gibraltar y un régimen especial fiscal del Campo y de Ceuta.

Y sobre todo, ha insistido, una cuestión histórica, que España recupere lo que ya dicen todos los tratados, la Unión Europea, el sentido común y lo que negoció el PP “y que usted ha malogrado por incompetencia y desidia y además diciendo que ha sido un éxito”.

En este sentido, el  presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reprochado en el Congreso,  al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que viajara a Cuba cuando “estaba en juego la posible soberanía de Gibraltar” en las negociaciones sobre el “brexit” y le ha ofrecido su apoyo si éstas se reabren.

Para Rivera, la negociación sobre el brexit ha supuesto una “oportunidad perdida” para España, en buena medida porque el presidente “se fue a visitar a dictadura cubana mientras (los británicos) nos metían gol por la escuadra”, al modificar en el último momento el texto del Pacto de Salida de modo que no quedaba clara la obligatoriedad de que España diera su visto bueno previo a cualquier acuerdo futuro sobre Gibraltar.

Así, ha reprochado a Sánchez que eligiera “una foto con la dictadura cubana” antes de viajar a Bruselas donde “estaba en juego la posible cosoberanía de Gibraltar”.

“Quiero un presidente que, si hay que pelear por una cuestión histórica, coja el avión para venir a Bruselas no para ir a boda de un cuñado”, ha dicho Rivera en referencia a la polémica creada por el viaje de Sánchez a La Rioja el pasado mes de septiembre.

“Les teníamos en una encrucijada y hemos desaprovechado” la oportunidad de negociar con los británicos en situación de superioridad, ha subrayado.

Pese a sus reproches, Rivera ha pedido a Sánchez que “pelee en Bruselas” si el acuerdo del Reino Unido y la UE se vuelve a negociar, y le ha garantizado que tendrá el apoyo de Ciudadanos “no por usted, sino por España