Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | martes, 26 de enero de 2021
  • Actualizado 10:58

La Junta agiliza trámites para aprobar un decreto de sequía para el Campo de Gibraltar

La comarca del Campo de Gibraltar se encuentra, junto con la Viñuela-Axarquía en Málaga y la Cuevas de Almanzora en Almería, en una "situación hidrológica excepcional", lo que está motivando a la Junta a agilizar los trámites para declarar la sequía y poder acometer actuaciones extraordinarias.
embalse de almodóvar
embalse de almodóvar
La Junta agiliza trámites para aprobar un decreto de sequía para el Campo de Gibraltar
Así lo ha informado la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que ha facultado a las consejos del agua de las demarcaciones hidrográficas para aprobar los decretos de sequía en las cuencas intracomunitarias andaluzas, lo que le confiere más agilidad a este trámite.

Estos organismos tenían ya capacidad para dar luz verde a los Planes Especiales de Sequía y a los Planes Hidrológicos en base a un decreto de 2015, y ahora el gobierno andaluz con la modificación de la normativa anterior busca aportar mayor agilidad al proceso de declaración de sequía, al tiempo que involucra en el trámite a los órganos que considera más adecuados para participar en su tramitación, ha informado la Oficina de Comunicación de la Junta.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible inició en mayo pasado la tramitación de una normativa dirigida a regular la entrada y salida en situación de excepcional sequía de los sistemas de explotación de las cuencas andaluzas de competencia autonómica.

Además, esta nueva regulación abordará también el proceso para la adopción de medidas extraordinarias en estas demarcaciones hidrológicas.

Con esta actuación, el Gobierno andaluz podrá dar respuesta a la situación hidrológica excepcional que están experimentando algunos sistemas de la región como Campo de Gibraltar (Cádiz), Viñuela-Axarquía (Málaga) y Cuevas del Almanzora (Almería).

El objetivo del decreto de sequía en el que trabaja el Gobierno andaluz, y cuya aprobación por parte del Consejo de Gobierno está prevista en los próximos meses, es la adopción de medidas excepcionales ante situaciones de escasez de agua, entre ellas, la ejecución de obras de emergencia o la movilización de recursos de diferentes sistemas que permita gestionar adecuadamente la sequía.

La Junta apuesta, en función de las características y necesidades de cada zona, por el impulso de sistemas terciarios que permitan disponer de aguas egeneradas, por la ejecución de conducciones para transportar agua y por la puesta en marcha de pozos que se encuentran en desuso desde la sequía de 2005.