Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | martes, 12 de noviembre de 2019
  • Actualizado 22:19

Los defensores del pueblo "saldan una deuda pendiente" con la solidaridad de la comarca

Tarifa ha sido escenario junto a las localidades de San Roque y Algeciras de las 34º Jornadas de Coordinación de los Defensores del Pueblo estatal y autonómicos que analizan en estos días la atención de los menores extranjeros no acompañados.
Un momento del homenaje en la Isla de Las Palomas.
Un momento del homenaje en la Isla de Las Palomas.
Los defensores del pueblo "saldan una deuda pendiente" con la solidaridad de la comarca

Una de las imágenes ha estado en las inmediaciones de Isla de las Palomas de Tarifa. Allí se ha descubierto una escultura de Alejandro Pedrajas, donada por los defensores. Tras el debate celebrado el martes en Sevilla, ayer quisieron sentar así homenaje a la población de la comarca del Campo de Gibraltar por su acogida a los menores extranjeros no acompañados.

También en la sala Santa María, se ha reconocido a la sociedad civil, instituciones y personalidades de la Comarca que su responsabilidad, vocación y dedicación en la atención de los menores. Se trata de subrayar comportamientos que trascienden el desempeño de las funciones encomendadas.
En representación de la sociedad civil ha recogido el reconocimiento -una réplica de la escultura inaugurada momentos antes, una de las voluntarias tarifeñas, Leticia Boffard. Se trata de subrayar a "personas anónimas, colectivos y organizaciones que aportan capacidad, tiempo, vitalidad, disponibilidad y entusiasmo para acoger a estos niños y niñas".

El segundo reconocimiento entregado al alcalde-presidente de la Corporación Municipal, Francisco Ruiz destaca la entrega de "trabajadores y trabajadoras de la administraciones por su responsabilidad, vocación y dedicación en la atención a los menores. Entre ellos se encuentran trabajadores de instituciones públicas, de centros privados, fiscales, abogados y fuerzas y cuerpos de seguridad el Estado".

El último reconocimiento lo recogía Adolfo Serrano de Salvamento Marítimo "por su compromiso con el auxilio de la vida humana en el mar, en concreto, en el rescate de niños, niñas y adolescentes que viajan solos".

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, anfitrión de las jornadas, ha destacado que corresponde a las Defensorías del Pueblo garantizar que las actuaciones de las distintas administraciones, con responsabilidad en la atención a estos menores de edad, respondan a su superior interés, primando, en todo caso, el enfoque de infancia respecto a la condición de inmigrante.
Se reclama una primera acogida integral y especializada que sepa responder a la complejidad de la situación.