• Diario Digital | Sábado, 16 de Febrero de 2019
  • Actualizado 14:13

El Gobierno estudia crear un centro de acogida estable de inmigrantes en Tarifa o Barbate

IAM/Redacción. El Gobierno de España estudiar habilitar un centro de acogida "ordenada y estable" para inmigrantes en Tarifa o Barbate, según ha avanzado el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

El Gobierno estudia crear un centro de acogida estable de inmigrantes en Tarifa o Barbate
IAM/Redacción. El Gobierno de España estudiar habilitar un centro de acogida "ordenada y estable" para inmigrantes en Tarifa o Barbate, según ha avanzado el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

"Queremos generar un espacio estable para la primera atención a los inmigrantes de una manera digna y ordenada", explicó. Alfonso Rodríguez Gómez de Celis agradeció la labor en la acogida de inmigrantes realizada por Tarifa y Barbate, que "han estado al pie del cañón", pero manifiesta que "intentarán que no tengan que seguir así".

"Estamos en conversaciones con los ministerios y los ámbitos municipales para ver una solución estable, y no tener que estar al albur de un polideportivo en una población u otra, sino alcanzar una solución consensuada y estable con las organizaciones sociales y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad".

El delegado del Gobierno, en declaraciones a los periodistas tras presidir la toma de posesión de los subdelegados de las ocho provincias andaluzas y el Campo de Gibraltar, recordó que ha visitado en diversas ocasiones tanto Tarifa como Barbate, y que hoy el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, visitará el centro de Salvamento Marítimo en Tarifa para "darles las gracias y un espaldarazo" y "combinar distintas actuaciones desde las distintas partes de la cadena, es decir, desde que son rescatados hasta que acaban saliendo de la comisaría".

Gómez de Celis subrayó que el Ejecutivo, con Pedro Sánchez a la cabeza, "ha tenido claro que esto no es un problema local, ni siquiera es un problemas de país, sino un problema europeo". Por ello ha tenido "una relevancia internacional" y "en muy poco tiempo ha dado más pasos que en muchos años, en los que España estaba out a cualquier propuesta para la solución de este problema".