• Diario Digital | Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 00:28

La AUGC vuelve a insistir en la falta de recursos de los guardias civiles en la comarca

IAM/Redacción La AUGC vuelve a poner de manifiesto la falta de medios y recursos a la que se enfrentan los agentes de la Guardia Civil en el Estrecho, en la lucha contra la inmigración irregular.

La AUGC vuelve a insistir en la falta de recursos de los guardias civiles en la comarca
IAM/Redacción La AUGC vuelve a poner de manifiesto la falta de medios y recursos a la que se enfrentan los agentes de la Guardia Civil en el Estrecho, en la lucha contra la inmigración irregular.

“Como es sabido, cuando el buen tiempo reina en el estrecho de Gibraltar y con viento de levante, tenemos las condiciones meteorológicas propicias para una nueva avalancha de inmigrantes que pone en jaque a todos los servicios que intervienen ante este tipo de incidencias.

Desafortunadamente volvemos a comprobar como la falta de medios y sobre todo de recursos humanos , hace que los servicios que deben prestar los Guardias Civiles en el litoral gaditano se vena nuevamente desbordados y sin una idea clara de lo que se debe hacer con los inmigrantes de origen marroquí”.

“Para los inmigrantes subsaharianos el protocolo está claro y se deben trasladar al CATE de San Roque, los problemas están llegando con los inmigrantes marroquíes ya que se entiende que la devolución debe ser inmediata, pero vemos nuevamente como las instalaciones donde los guardias civiles están desempeñando esta labor, no es la más idónea, ya que deben permanecer en la explanada del puerto de Bárbate sin una mínima sombra donde protegerse durante las ocho horas de custodia de los inmigrantes que están internados en los módulos de forma temporal aunque los aseos están totalmente inutilizados según cruz roja”.

“Por otro lado nos encontramos como en los calabozos del acuartelamiento de Chiclana, se encuentran hacinados más de 40 marroquíes, con lo que esto supone para la seguridad de los agentes que allí están prestando su servicio ya que son unas instalaciones que no están acondicionadas para este tipo de eventualidades, y por supuesto para las personas que allí habitan en caso de que se produjese cualquier altercado”.

“Nuevamente vemos desde AUGC, como se hace palpable la falta de coordinación, ya que las patrullas disponibles de la Guardia Civil en la zona de Bárbate, Chiclana y Tarifa se deben centralizar en la labor de control de los inmigrantes, dejando de lado la seguridad ciudadana en dichas poblaciones, todo ello, como venimos denunciando, viene dado principalmente por la falta de recursos humanos en la Guardia Civil de la provincia de Cádiz, y por una falta de coordinación que hace que nuestros compañeros, en ocasiones deban estar dando bandazos de un lado a otro hasta que les aclaren a donde deben llevar a los inmigrantes para que la Policía Nacional se pueda hacer cargo de ellos, para su posterior identificación e inicio del proceso de expulsión, solventando estas eventualidades gracias a la gran profesionalidad que les caracteriza”.