• Diario Digital | Jueves, 13 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 09:23

Pedro Sánchez crea un mando único sobre inmigración para impedir la salida de migrantes en origen

IAM/Redacción. El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la creación de un mando único para la cooperación operativa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la frontera y en el Estrecho de Gibraltar.

Pedro Sánchez crea un mando único sobre inmigración para impedir la salida de migrantes en origen
IAM/Redacción. El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la creación de un mando único para la cooperación operativa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la frontera y en el Estrecho de Gibraltar.

El objetivo es centralizar la coordinación y el seguimiento de todas las actuaciones vinculadas con la inmigración ilegal. Así lo ha anunciado el presidente, Pedro Sánchez, en la rueda posterior al Consejo de Ministros, que se ha celebrado este viernes, antes del parón del verano.

Según ha explicado, la constitución de este mando pretende optimizar los recursos y actuaciones que permitan colaborar e impedir las salidas de embarcaciones de migrantes en los países de origen y evitar la llegada inadvertida de pateras a España.

El líder del Ejecutivo ha manifestado que esta figura es un "fiel reflejo" del desarrollado por el Ejecutivo socialistas en 2006 para abordar las cuestiones de inmigración, ante la crisis de los cayucos vía Canarias.

USO EFICAZ DE RECURSO HUMANOS Y MATERIALES

Según ha precisado Sánchez, este mando único "centralizará la coordinación y el seguimiento" de todas las actuaciones realizadas o vinculadas con la inmigración ilegal, así como los mecanismos necesarios para la utilización "eficaz" de todos los recursos humanos y materiales disponibles, y "la rápida y oportuna" transferencia de información en esta materia.

Asimismo, ha matizado que se trata de un mando operativo, pero las decisiones en la materia las tomarán los responsables políticos. Desarrollará su actuación de acuerdo a la legislación nacional e internacional vigente, a los convenios en materia de seguridad marítima, y de acuerdo a la protección de la vida de las personas y "respetando su dignidad", ha recalcado Sánchez.

En este sentido, ha recordado que el Gobierno ha puesto en marcha un plan de choque dotado con 30 millones de euros hasta final de año para el reforzamiento de la atención a inmigrantes y refugiados a pie de playa. "Para hacernos cargo de un mayor flujo de migrantes, algo que ya se veía detectando por la anterior administración y a la que no puso atención ni recursos materiales ni economices, que es la subida el numero flujo migrantes en la ruta conocida del mediterráneo occidental", ha declarado Sánchez.

Además, ha asegurado que España seguirá "estrechando la cooperación y el diálogo" con Maruecos, al tiempo que ha hecho hincapié en el desbloqueo de fondos comunitarios para "un país amigo" como es éste para el control de los flujos migratorios.

"EMPIEZA LA POLÍTICA MIGRATORIA"

"La migración no ha empezado con este Gobierno. Con este gobierno lo que ha empezado es la política migratoria que no había hasta ahora", ha sentenciado, para después reiterar los cuatro ejes del Gobierno socialistas en esta materia.

En primer lugar, el impulso del diálogo y la cooperación con países de origen y de tránsito. En este sentido, ha mencionado Marruecos, aunque también las visitas de los ministros de Exteriores e Interior en los últimos días a países "importantes" para lograr una gestión "ordenada" de los flujos migratorios.

En segundo lugar, ha abogado por el control ordenado de fronteras con el objetivo de regular flujos migratorios, y por ello ha impulsado medidas como la creación de un mando único. En tercer lugar, ha defendido el refuerzo de la atención humanitaria; y en cuarto, el de la cooperación europea. "España dejó de tener hace mucho tiempo fronteras exteriores, son las fronteras de Europa", ha manifestado.