Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:04

Un año más AUGC ha declinado la invitación oficial a los actos

IAM/Redacción De todos es sabido que la Guardia Civil es una organización llena de tradiciones. Por estas fechas, y coincidiendo con la exaltación patria que conmemora el descubrimiento del continente americano, también es tradición rendir homenaje a la Virgen del Pilar, declarada patrona de la Guardia Civil por el Rey Alfonso XIII el 8 de febrero de 1913.

06032013_131953_727.jpg
Un año más AUGC ha declinado la invitación oficial a los actos
Una Orden General dictada diez días después dispuso que la celebración del día mariano seria “una fiesta del compañerismo, en la que los componentes de cada acuartelamiento se reúnen para rezar por sus compañeros caídos en acto de servicio y por el duque de Ahumada, organizador y primer Inspector General del Arma”.No sabemos si en las misas y ritos católicos que indefectiblemente se celebran junto a los actos castrenses se sigue cumpliendo con aquel mandato de rezar por el organizador, lo que sí sabemos es que estos actos continúan, a fecha de hoy, siendo la demostración cada vez más clara de que toda institución o evoluciona y se adapta o se extinguirá en su propia historia.

Y es que, una vez más, vemos el esfuerzo organizativo que demuestran los máximos responsables del cuerpo en la celebración de las patronas, mientras el resto del año, no se molestan lo más mínimo en organizar una sencilla planificación del servicio para que los guardias civiles puedan conciliar su vida laboral y familiar. Un año más vemos cómo se utilizan recursos destinados a servir al ciudadano en desfiles y formaciones para autorendirse honores, mientras el número de patrullas de servicio disminuye drásticamente.

Y un año más, podemos asistir avergonzados al reparto de medallas y condecoraciones, que olvidan a los agentes que prestan su servicio a pie de calle.Y es que entre los agraciados de este año, podemos ver a oficinistas y miembros de especialidades, a personal militar y civil, e incluso al Hermano Mayor de una Cofradía. Pero no vemos a quienes hacen noches o se levantan a las cinco de la mañana, a los que se mojan cuando llueve, o pasan frío en invierno y calor en verano lejos de un aire acondicionado.

No vemos a quienes han logrado que la Guardia Civil sea lo que es ahora, una de las instituciones más valoradas. No vemos a quienes han construido la historia de esta Guardia Civil tan dada a las tradiciones pero que olvida el respeto y reconocimiento a quienes la sustentan.Un año más AUGC ha declinado la invitación oficial a los actos, puesto que un año más, los guardias civiles, tenemos muy poco que celebrar.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad