Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:02

Un jurado popular enjuiciará a procesados por la muerte de entre 15 y 30 personas en una patera

IAM/Redacción El juez que ha investigado qué pasó a bordo de la patera que fue rescatada a principios de diciembre de 2014 en aguas de Almería ha propuesto que sea un tribunal de jurado el encargado de enjuiciar a los dos ciudadanos cameruneses detenidos por la Policía Nacional y a quienes imputa el presunto homicidio de entre 15 y 30 personas, entre ellos al menos siete bebés.Foto recurso

24012013_124823_166.jpg
Un jurado popular enjuiciará a procesados por la muerte de entre 15 y 30 personas en una patera
Así lo han indicado a Europa Press fuentes judiciales, que han precisado que debe ser ahora el FISCAL del caso, una vez formule escrito de acusación, quien concrete cuántas muertes se pueden atribuir directamente a la actuación los procesados, cuántos ocupantes de la embarcación fueron arrojados por la borda y cuántos cayeron al mar debido al complicado estado del mar.El auto del Juzgado de Instrucción 2 de Almería transforma las diligencias previas en un procedimiento con tribunal de jurado por homicidio y fijaba la comparecencia de ambos imputados para concretar la acusación y la solicitud, si procede, de práctica de nuevas pruebas antes de elevar la causa a la Audiencia Provincial para el martes aunque finalmente tuvo que ser aplazada por CAMBIO del abogado que ejerce la defensa.

Las mismas fuentes han indicado que se les ha asignado un letrado de oficio aunque, a la espera de que el Colegio Oficial de Abogados de Almería lo habilite para actuar ante un jurado popular, la CITADAcomparecencia podría celebrarse finalmente en noviembre.La Policía Nacional detuvo a los ciudadanos de origen camerunés imputados en principio por la muerte de entre siete y diez personas que IBAN a bordo de una patera rescatada el pasado 5 de diciembre y que habrían sido arrojados al mar. De la embarcación desaparecieron, según las primeras declaraciones de los testigos, 21 de sus 50 ocupantes, entre ellos al menos siete bebés, aunque la instrucción judicial eleva esa cifra a 30 personas.UNOS REZOS, PRESUNTO DETONANTE

Los agentes encargados de la investigación concluyeron que fue una discusión durante la travesía, sumado al empeoramiento de las condiciones metereológicas una vez estaban en alta mar, la que desencadenó los homicidios en una patera que había partido de Nador (Marruecos) y llevaba más de 24 HORAS a la deriva cuando fue rescatada por Salvamento Marítimo .Presuntamente un pastor de origen nigeriano que viajaba a bordo animó a rezar a sus compañeros, todos de origen subsahariano, lo que habría sido percibido por los dos procesados como la causa del mal tiempo.Los testigos a los que se tomó declaración aseguraron que los dos presuntos homicidas arrancaron presuntamente las tablas que cubrían el fondo rígido de la embarcación para “agredir y tirar por la borda” tanto al clérigo como a otros pasajeros de nacionalidad nigeriana no sin antes, según relataron, “desvalijarlos, haciéndose con un botín de alrededor de 1.500 EUROS”.Los dos acusados fueron detenidos un mes después de los hechos cuando ya habían sido trasladados, junta una gran parte de los 29 rescatados, entre ellas una menor de tres años, ÚNICA niña superviviente y que tuvo que ser ingresada en el complejo hospitalario de Torrecárdenas, al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras.

Las primeras pesquisas de los investigadores confirmaron que la embarcación había partido desde Nador en la tarde del día 3 de diciembre con unas 50 personas y que casi la mitad de la expedición había perecido durante la travesía, con lo que se estableció un dispositivo para su localización por parte de las autoridades marítimas que sólo fructificó a los días cuando se encontró un cuerpo frente a las costas de Motril (Granada) que fue recuperado por Salvamento para su identificación.Los supervivientes fueron atendidos por Cruz Roja y posteriormente trasladados al CIE, donde los agentes obtuvieron una primera declaración de uno de los testigos en la que se apuntaba a una discusión entre los viajeros durante el trayecto.

No obstante, los investigadores no pudieron obtener mas datos y decidieron nocontinuar con el interrogatorio ya que este se encontraba visiblemente traumatizado por lo sucedido y no pudo explicar los motivos por los que habían fallecido quienes habían sido sus compañeros de travesía“ATERRORIZADOS”

Avanzadas las pesquisas, varios testigos afirmaron que, antes de que fuesen arrojadas por la borda, los dos ciudadanos cameruneses habían sustraído a las víctimas alrededor de 1.500 euros, cantidad que coincidía con el DINERO que uno de los dos llevaba consigo al ser rescatados. Además, los agentes observaron cómo los rescatados no se relacionaban con ellos y, además, mantenían una actitud temerosa hacia ellos.Finalmente, tres de los testigos explicaron a los agentes cómo se habían producido los hechos y relataron que, si bien el empeoramiento de las condiciones meteorológicas había producido malestar en la embarcación, el detonante de la disputa se produjo cuando un pastor nigeriano comenzó a rezar por miedo al naufragio.

Concluidas las declaraciones, los testigos supervivientes no pudieron dar a los investigadores un número concreto de víctimas dado que los hechos ocurrieron de noche, con mala visibilidad y, sobre todo, debido al “terror” que experimentaron por lo que estaba sucediendo.La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería de Almería y de la Unidad de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de Algeciras.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad