• Diario Digital | Lunes, 10 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 10:49

VOX llena la Plaza Alta por el “cierre de fronteras” entre vítores y abucheos

IAM/Redacción El líder de Vox, llenó la Plaza Alta de Algeciras para dar un discurso que en un principio trataron de cancelar algunos partidos de izquierda y Ong´s.

VOX llena la Plaza Alta por el “cierre de fronteras” entre vítores y abucheos
IAM/Redacción El líder de Vox, llenó la Plaza Alta de Algeciras para dar un discurso que en un principio trataron de cancelar algunos partidos de izquierda y Ong´s.

No sin polémica, intento de veto y críticas, el partido político VOX pudo finalmente realizar este miércoles su acto en defensa de las fronteras y la aplicación de políticas contrarias al fomento de la inmigración ilegal en Algeciras con éxito. Centenares de personas se concentraron en la Plaza Alta de la localidad de Algeciras esta tarde para escuchar al presidente de VOX Santiago Abascal, en un discurso que inicialmente se iba a celebrar en el Hotel Alborán de la localidad, pero que tuvo que buscar nueva ubicación ante la presión ejercida por los partidos de izquierda y ONGs relacionadas con el trato a migrantes.Durante el acto, Santiago Abascal ha afirmado que el discurso de VOX que han intentado prohibir en Algeciras “dice lo que piensan millones de españoles y ningún político del Congreso se atreve a decir”. El presidente de VOX ha expresado que “No estamos obligados a permitir la entrada en nuestra casa a los que acceden pateando las puertas y a quienes nos están protegiendo” y ha denunciado las ineficaces vallas de Ceuta y Melilla: “Si hay una valla cochambrosa que algunos saltan cada dos por tres que nuestra frontera se mejore con un muro o con lo que sea necesario para que no se pueda saltar”. También ha denunciado la situación de nuestras Fuerzas de Seguridad: “Queremos que la Guardia Civil y la Policía Nacional puedan utilizar el material antidisturbios para defenderse y para defendernos”.Santiago Abascal ha propuesto para poner fin al efecto llamada que “quien entra ilegalmente en nuestras fronteras sea inmediatamente deportado y que se ponga fin a ayudas sociales a inmigrantes ilegales que luego les niega a muchos españoles con necesidades”. Santiago Abascal ha explicado que “una inmigración que no se regule bajo las necesidades económicas de España ni se integre no es inmigración, es invasión. La primera obligación de los gobernantes es proteger las libertades y la seguridad de sus gobernados”.