Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | domingo, 20 de junio de 2021
  • Actualizado 20:41

El cine andaluz llega al Festival de Cine Africano Tarifa

El cine andaluz toma este miércoles el protagonismo en el Festival de Cine Africano de Tarifa, con la presencia de cineastas y equipos de varias películas presentes en la sección 'Miradas españolas'.
Fotograma 'Cartas Mojadas'.
Fotograma 'Cartas Mojadas'.
El cine andaluz llega al Festival de Cine Africano Tarifa

El FCAT ha recibido a Alejandro Salgado, director de Barzaj; a Paula Palacios, directora de Cartas mojadas y a Kenia Mestre, actriz de Cachita, la esclavitud borrada.

Según ha explicado la organización, Barzaj, de Alejandro Salgado, palabra que en árabe significa algo así como limbo, el estado intermedio entre dos cosas, gira en torno a ese limbo de una noche que parece eterna. Frente a un horizonte marítimo incierto, un grupo de jóvenes designados como Menas esperan en Melilla el momento de alcanzar Europa. Una colección de momentos atravesados por la esperanza, los tiempos muertos (entre la añoranza y el futuro) de unos jóvenes libres y rebeldes a los que el director sevillano retrata con una rara mezcla de verdad y poesía.

"Ha sido un ejercicio fílmico muy puro, hemos descubierto la película que queríamos hacer mientras que la íbamos grabando. Todo estaba muy vivo y vibrante", ha explicado Alejandro Salgado, que ha añadido que "la intención de Barzaj se basa en una apuesta radical pero también necesaria". "Es una apuesta por un cine que aspira a ser transformador y a generar un dialogo con el espectador. Queremos que la película produzca un entorno, un contexto de intercambio", ha indicado el director durante su visita a Tarifa.

Por su parte, Cachita, la esclavitud borrada, de Álvaro Begines, es un documental que recupera la memoria de la esclavitud negra en Andalucía, una poderosa herencia que ha sobrevivido a los borrones de la historia. Por eso, son dignos de alabanza todos los que rompen la cadena más fuerte y peligrosa que pueda existir: la de la ignorancia. Y es que poco se conoce que en España hubo muchísimos esclavos negros entre los siglos XVI y XIX, ha señalado la organización del festival.

"Es una película documental de ficción basada en hechos reales sobre la esclavitud en España, desde sus orígenes en el siglo XVI hasta el siglo XX", ha señalado Kenia Mestre, que ha explicado que "los tres personajes que narran la historia del documental son Pedro Blanco, el mayor esclavista que hubo en España; Juan Latino, el primer esclavo que se convirtió en catedrático en la Universidad de Granada y Cándida 'La negra', la última esclava que vivió en España y que murió en 1951 con 106 años". "Los hechos de la esclavitud en España están muy silenciados. Muchas fortunas se forjaron con el esclavismo cuando estaba incluso prohibido", ha afirmado Kenia Mestre.

Por otra parte, Cartas mojadas, de Paula Palacios, filme nominado al Goya como Mejor Documental, sigue a la tripulación de un barco de Open Arms viajando a Libia que intenta rescatar a inmigrantes naufragados en el Mediterráneo. Producido por Isabel Coixet, se trata de una película cruda que ejerce de testigo de lo que ocurre en el viaje migratorio: la lucha entre los guardacostas libios y las embarcaciones de rescate de las ONG europeas, las muertes, el rechazo en Lesbos. También el vergonzoso trato que Europa da a quienes finalmente consiguen el milagro, ha señalado.

"El estreno de Cartas Mojadas y su buena acogida han conseguido convencerme que el cine social es más necesario que nunca", ha explicado su directora, Paula Palacios, que ha añadido que "el público tiene ganas de saber lo que ocurre ahí fuera pero es necesario que los cineastas que hacemos documentales y en especial, documentales militantes y sociales, los hagamos lo más atractivos posibles, con una imagen cuidada y una historia que envuelva al público".

"Hasta que no separemos del todo la idea de cine social del estilo más propio del reportaje, no conseguiremos que nuestro mensaje llegue al mayor número de personas posible y por lo menos a mí esto es lo que me interesa. Cambiar conciencias solo se consigue si las personas que desconocían tu historia la descubren y les toca de algún modo", ha afirmado la directo.

También se encuentra en Tarifa Abou Sene, actor protagonista de Stolen Fish, película presente en la sección 'Miradas españolas'. Dirigida por la periodista y cineasta polaca Gosia Juszczak, su media hora de duración es suficiente para reconocer una voz firme en su creadora.

La dirección del festival ha recordado que este miércoles también ha arrancado el FCAT LAB con una masterclass sobre marketing digital de cine independiente, de la mano de Valentina Neumann, de la agencia alemana Alphapanda y community manager de los Premios del Cine Europeo.

Así, a través de casos prácticos de un proyecto cinematográfico, Neumann se centra en cómo con campañas innovadoras se puede llegar a diferentes nichos de público especializado. En esta serie de seminarios de capacitación profesional diseñados para fomentar el cine como industria que han tenido lugar en Zoom y retransmitidos en streaming por Youtube Live, se ha vuelto a profundizar sobre el negocio cinematográfico y sobre lo que debe dominarse para conseguir posicionar el cine africano en los mercados audiovisuales interconectados y globales.

Imprimir