Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | lunes, 28 de septiembre de 2020
  • Actualizado 07:37

Cartas al director. 20 años de la mujer en la cabalgata de Tarifa

Por Mateo León

Ayer, lunes 7 de septiembre, estuve viendo un bonito documental sobre la Cabalgata de Tarifa realizado por TeleTarifa. Me gustó mucho porque, aunque ya no voy a la Cabalgata, he ido más de 25 años y mi título de Caballero Cabalgatista lo atestigua. 

Cartas al director. 20 años de la mujer en la cabalgata de Tarifa

Entre los entrevistados también hubo amazonas que desde hace ya casi 20 años asisten a la Cabalgata. Se dejó entre ver que “poco a poco” se consiguió que a las mujeres se las dejara ir a la Cabalgata.

Pero… ¡¡¿cómo?!! ¿Ya nadie se acuerda de aquellas tres valientes que “se metieron a cojones” en la Cabalgata entrada ya en el pueblo? ¿Nadie tiene en su memoria cómo muchos cabalgatistas se indignaron por aquella osadía y desvergüenza e instaron al resto a no pasar por delante de la Virgen hacia abajo en señal de protesta? 

cabalgata de tarifa

Una de aquellas mujeres valientes años después

Yo si me acuerdo porque lo viví en primera persona y vi como muchos cabalgatistas apoyamos esa osadía y volvimos a pasar Calzada abajo. Me da pena que la Memoria de Tarifa obvie este hecho tan relevante, un hito en el feminismo, en la igualdad entre las mujeres y los hombres de Tarifa. 

Desde ese día en el año 2000 hasta la siguiente Cabalgata muchas personas, hombres y mujeres, se replantearon sus convicciones. Muchos se convencieron pronto al ver la posibilidad de disfrutar la Cabalgata acompañado de su hija. Esas hijas que desde pequeñas habían conocido y se habían hecho aficionadas al mundo del caballo (o de la yegua). En 2001 ya la Cabalgata pasaba a ser para ambos. 


Estas tres mujeres valientes que marcaron un antes y un después en Tarifa merecen un reconocimiento público, un reconocimiento donde la Hermandad de la Virgen de la Luz les dé las gracias por ayudar a abrir las mentes de muchos y de enriquecer nuestra Cabalgata. No podemos pasar de puntillas por este hecho, aunque nos avergüence como sociedad moderna que somos ya, porque sin duda nos ha hecho crecer como pueblo. 

Mateo León.