Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | domingo, 05 de julio de 2020
  • Actualizado 18:48

ASÍ SERÁ LA PLAYA ESTE VERANO…

Así será el verano más extraño en las playas de Tarifa...

El refranero dice que “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, por las tuyas a remojar”, y esto evidencia que Italia vive en nuestro futuro cercano, exactamente a  una semana vista de nuestra cuarentena. Empezar el desconfinamiento asimétrico por Tarifa parece lógico, pocos casos, espacios abiertos y marca internacional para mostrar al mundo que en España hay playa...
Así será el verano más extraño en las playas de Tarifa...

Socorristas con nuevos sistemas de seguridad, mascarillas en la playa, accesos organizados, túneles de duchas con productos higiénicos, entrega de comidas y bebidas directamente en las sombrillas, repartición de las multitudes y colas ordenadas son ideas para el verano en Italia…y en Tarifa. 


Los españoles tendrán que mentalizarse que, de poder ir a la playa este verano, tendrán que hacerlo siguiendo el mismo esquema de vida de las últimas semanas. Se tendrá que ir a la playa más cercana, lo que convierte a Algeciras y la propia Tarifa en el principal público objetivo de la hostelería este verano, mal lo van a pasar los hostales y hoteles, la movilidad será un lujo, el sector del alquiler estará aquí en el ojo del huracán, oferta y demanda prometen estar más distanciadas que nunca. 


La apuesta imprescindible será por un verano que conviva con el coronavirus. Lo que se está debatiendo estos días es cómo se puede hacer eso exactamente. Se apunta a mantener la distancia interpersonal de un metro, en unas vacaciones de "kilómetro cero": cuanto más cerca de casa, mejor, pero no cabe duda, de que la playa se ve al final del túnel y hay ganas, hay muchas ganas….
 
En lo técnico, está todo en el aire. Pero la esperanza del sector turístico es que la temporada vacacional sea larga, de junio a octubre, y que impulse el mercado interno. Lo cierto es que la próxima temporada estival no va a ser como siempre, pero parece ser que las cifras apunta a que habrá socorristas, bañistas y más ambulancias preparadas que nunca.
 
Quizás veamos cosas extravagantes como la presencia de cabinas de metacrilato en las playas. El proyecto consistiría en que, por ejemplo, un conjunto de dos tumbonas y una sombrilla, estén rodeados por paneles de metacrilato, dejando abierto por arriba y con una salida, en cualquiera de las dos esquinas orientadas hacia la orilla, para permitir el tránsito individual. La idea, lanzada por una empresa italiana, ha sido criticada porque los 4 metros cuadrados en cuestión podrían provocar una suerte de "efecto invernadero" para los veraneantes. El dueño de la empresa, Claudio Ferrari, sin embargo, asegura que ha llegado a tener  "300 pedidos pedidos en un solo día, con llamadas procedentes también de Francia y España".

mamparas1-kx7-U100916441275MWG-624x385@Diario-Sur

Algunas regiones italianas ya están haciendo los preparativos para la temporada estival. Días atrás, el presidente ligur, Giovanni Toti, firmó un decreto que da luz verde para reiniciar la temporada turística y de playa. 

Aunque en plena alerta sanitaria por la Covid-19 y con las playas accesibles este verano, de aquí a dos meses habrá muchas dudas de carácter técnico. ¿Tendrán que acompañar el bronceador y toalla de un justificante? ¿Podremos sentarnos alrededor de una toalla más de 10 personas? ¿En el agua se contagia el coronavirus? ¿Qué pasará con la práctica de deportes como el Kite que tienen en su naturaleza la distancia de seguridad?  


Desde luego, este verano no habrá fiestas, ni concursos deportivos, a lo sumo fiestas privadas con aforo limitado. La actividad se centrará en las tumbonas, en las sombrillas y en los accesos ordenados al restaurante o directamente a la tumbona en la playa. 


Tarifa permite respirar y posee kilómetros de playa para esparcirnos sin virus de por medio….quizás sea un verano en el paraíso sólo para vecinos de Tarifa y alrededores, esta vez Playa Chica, abarcará Los Lances, Valdevaqueros y Bolonia…..

Está todo en el aire acerca de cómo afrontar exactamente este verano, pero la cuestión, antes o después, tendrá que ser afrontada. "Nadie podrá asegurar cómo será el próximo verano en Italia, es difícil poder hacer previsiones. Lo ideal sería que el número de casos descendiera tanto, que se pudiera garantizar un cierto nivel de movilidad. Con el objetivo de que el aparato económico vuelva a arrancar", explicó estos días a los corresponsales extranjeros en Italia Andrea Crisanti, uno de los virólogos más conocidos del país.

El verano, para muchos, no es sólo una franja del año, sino un concepto de libertad mermado este año, pero parece ser que “…hay playa al final del túnel”.