Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | Lunes, 17 de Junio de 2019
  • Actualizado 20:55

​EL BIPARTIDISMO IMPERFECTO SIGUE SIENDO LA REALIDAD ELECTORAL DE ANDALUCÍA Y DEL CAMPO DE GIBRALTAR.

El bipartidismo se mantiene en el Campo de Gibraltar. Por: Ángel Luis Jiménez

Los dos grandes partidos necesitan a otros más pequeños, pero son los que gobernarán de modo mayoritario las capitales y grandes ciudades de Andalucía. También en las ciudades y pueblos del Campo de Gibraltar, con sus excepciones.

alcalde
alcalde
El bipartidismo se mantiene en el Campo de Gibraltar. Por: Ángel Luis Jiménez

 

En Algeciras Landaluce (PP) se queda al borde de conseguir la mayoría absoluta. Necesitará los votos de Ciudadanos para sumar esa mayoría absoluta. Landaluce con los concejales de Ciudadanos puede prescindir de Podemos y Vox para la gobernabilidad. El alcalde Landaluce, según lo veo, es un animal político perfecto, porque sabe quién lo vota en Algeciras, y, sobre todo, quien no lo vota.  

El PSOE consolida su mayoría en San Roque con Ruiz Boix. Tarifa queda a un suspiro de la mayoría con Francisco Ruiz, que necesitará el voto del andalucista Francisco Araujo (Entre Todos Andalucía Por Sí) para gobernar con cierta holgura. Los socialistas han recuperado la alcaldía de Castellar después de dos mandatos de Izquierda Unida. Les ha ido bien en este proceso electoral.

Izquierda Unida revalida como alcalde de Jimena de la Frontera a Fran Gómez. Y también  consigue la alcaldía del independiente Tesorillo con Jesús Fernández. Digo bien Izquierda Unida y no las confluencias de IU con Podemos (Unidas Podemos) que ya no suma sino que resta como ha pasado en Algeciras. Podemos poco a poco se desploma.

Los casos de La Linea y Los Barrios con el nuevo partido de 100x100 merecen comentario aparte. El partido de Juan Franco ha arrasado (67,51%) con 21 concejales de 25 y deja al PSOE (3) y PP (1) bajo mínimos. La responsabilidad de Juan Franco para sacar a La Linea de su letargo y el Brexit será motivo de análisis posteriores, “les queda mucho por hacer”, como decía su eslogan de campaña. Juan Franco es uno de los alcaldes, en porcentaje, más votados de España en estas elecciones del 26-M, consiguiendo poner en el mapa a esta ciudad andaluza y española tan “maltratada” y “olvidada”. Tiene un compromiso muy fuerte con su pueblo por el respaldo que le han otorgado los linenses para cambiar su ciudad.

Los Barrios tiene una compleja regla de tres para conseguir la mayoría y la gobernabilidad, pues necesita de PP y Ciudadanos  para resolver la investidura de Miguel Alconchel como alcalde. Sus resultados no han sido malos (pierde solo dos concejales) después de los errores cometidos por su anterior alcalde Jorge Romero. Un autentico desastre.

La democracia vive de la confrontación y el conflicto, como se percibe en cada uno de los municipios del Campo de Gibraltar. En realidad es el sistema que sirve para organizar la confrontación y el conflicto y convertirlos, a su vez, en gobiernos y en política. Y eso es lo que mejor nos muestra que la democracia en nuestra comarca está viva.

No quisiera terminar mi análisis del 26-M, sin recordar a los ciudadanos que es más política de gente común pelear por una alcaldía que por cualquier otro cargo político. Y que el trabajo de los alcaldes es conocer a los vecinos y gobernar según sus necesidades, sacrificando a veces sus ideas, si fuera necesario. Así lo digo y así lo creo.