• Diario Digital | Jueves, 13 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 10:16

Detienen a dos personas por agredir a un anciano en su propia casa

IAM/Redacción Entraron en el domicilio y le sustrajeron un monedero con 150      euros, empleando gran violencia 

Detienen a dos personas por agredir a un anciano en su propia casa
IAM/Redacción Entraron en el domicilio y le sustrajeron un monedero con 150      euros, empleando gran violencia 

  Guardias Civiles pertenecientes al Puesto Principal de Los Barrios detuvieron a dos personas como presuntas autoras de un delito de Robo con Violencia e Intimidación.La víctima, de edad avanzada y residente en la localidad de Los Barrios, abrió la puerta de su domicilio a los dos asaltantes que se hacían pasar por vendedores ambulantes de fruta, aprovechando estos para entrar en el inmueble empleando gran violencia.A pesar de la resistencia que opuso el denunciante, los dos agresores consiguieron hacerse con un monedero que contenía 150 euros, no dudando en agredir brutalmente al anciano que fue arrastrado hasta la calle, donde siguieron propinándoles patadas y puñetazos.Fue la hija del agredido la que puso en aviso a los servicios médicos de emergencias, que lo trasladaron al centro de salud, donde fue atendido. Las patrullas de seguridad ciudadana, con los datos aportados por la víctima, identificaron a los dos autores y consiguieron su detención. Ambos cuentan con numerosos antecedentes policiales por otros delitos contra  el patrimonio.De los hechos se instruyeron las correspondientes diligencias que, en unión de los  detenidos, de nacionalidad española y domiciliados en Los Barrios, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.La Guardia Civil, dentro del Plan Mayor de Seguridad, ofrece una serie de consejos prácticos a las personas mayores por constituir un colectivo de especial protección, entre los que se encuentran los siguientes:No abra la puerta de su casa o el portero automático a personas desconocidas. Si no tiene mirilla, instálela.Desconfíe de quien llame a la puerta ofreciéndole cualquier cosa, aunque diga representar a un organismo público o asociación humanitaria. El delincuente utilizará cualquier excusa para entrar en su casa.