Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 23:19

Palabras de Nieves García al Padre Gabriel

Padre Gabriel
Padre Gabriel
Palabras de Nieves García al Padre Gabriel

Juro que no soy de Iglesia, pero cuando esta mañana, José María del Círculo de Silencio Tarifa en apoyo de los Migrantes y Refugiados”, ha escrito, “Esta madrugada ha muerto...” he sentido un estremecimiento muy largo...

Estoy en Tarifa a principios de los años 90, cuando las personas que llegaban a sus playas por un lugar que no era paso de frontera se les llamaba “ilegales” aunque tenían el carnet de identidad de su país, cuando “ser ilegal” era sinónimo de persona  indeseable, tramposa, delincuente porque se había saltado una ley, cuando había personas de Tarifa que denunciaban a la Guardia Civil que un ilegal de ese calibre había pasado por su finca o llamado desnudo a su puerta ¡Miedo de una persona desnuda! ¡Si no tiene nada!

Cuando había personas en Tarifa que escondían, ayudaban, alimentaban a esos ilegales, saltándose la ley y estas personas,  que se convertían también en ilegales, no tenían salida...  ¿Dónde refugiarlos? ¿Cómo enviarlos hasta los invernaderos de Almería donde sí tenían trabajo? ¿Cómo sortear en el puerto de Algeciras a los G.R.S. que los devolvían inmediatamente? Entonces había una salida, un resquicio en el laberinto de carreras y escondrijos... ahí estaba Cádiz, ahí estaba Gabriel Delgado.

El hombre de fiar y su Asociación Cardijn con un nombre difícil de pronunciar y muy fácil de encontrar, donde se daba refugio al “delincuente ilegal”. Al hombre, a la mujer empobrecidos que se habían jugado la vida en las aguas del Estrecho y haciendo un homenaje a los miles de muertos olvidados que podrían estar vivos. Cuando en el cementerio de Tarifa se esconden en un rectángulo sin nombres los despojos de algunos cuerpos al azar junto al monolito de los fusilados en 1936, con nombres y sin cuerpos. Y Gabriel Delgado bendiciendo la tierra estéril.

Estoy en Tarifa al final de la década de los 90 y la masacre continúa y el resquicio de Cardijn continúa, estoy en la primera década del siglo XXI y la masacre continúa. Estoy en la segunda década del siglo y la masacre continua y el espacio de oxígeno de Gabriel Delgado continúa...hasta hoy 12 de noviembre de 1921 cuando Gabriel ha dejado de respirar. Ese hombre de fiar y cansado que trasmite paz y serenidad, que habla siempre de tú a cada hombre y a cada mujer que se ha encontrado en su camino.

Hoy Cádiz llora por Gabriel Delgado. Su vida no ha sido estéril. Sus abrazos lo van a seguir continuando.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad