Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | viernes, 23 de octubre de 2020
  • Actualizado 01:20

LA PESCA A INFANTERÍA TIENE CONTINUOS ENCONTRONAZOS CON OTROS DEPORTES ACUÁTICOS QUE NO RESPETAN SU ESPACIO

La pesca a infantería reclama respeto por otros deportes acuáticos

Llega el verano y con ello, muchos usuarios del mar se lanzan a el en busca de pasar una jornada de diversión y de distracción de la rutina del día a día en las costas de nuestro país. La gente se traslada a la playa, algunos salen a pescar con sus barcas, otros practican deportes acuáticos como la vela o el padelsurf. Pero no todo es relax
La pesca a infantería reclama respeto por otros deportes acuáticos

pescadores infanteria tarifa 2 Hay un sector dentro de estas prácticas veraniegas que sufre el encontronazo con otros usuarios, estamos hablando de los pescadores submarinos.

La mayoría de practicantes de ese deporte lo hacen desde la orilla, lo que se conoce como “pesca a infantería” por las largas distancias que recorren algunos para alcanzar las tan ansiadas marcas donde el pescado abunda.  Los pescadores de infantería, en su trayecto en las jornadas de verano, se encuentran con otros deportistas eventuales que suelen aprovechar el buen tiempo para disfrutar de sus embarcaciones.

Y es aquí donde el conflicto ocurre y el peligro para el pescador submarino se multiplica a niveles insospechados. El pescasub, según la legislación vigente está obligado a marcar su posición en el mar con una boya de colores llamativos, normalmente rojos o naranjas, siendo este último el más utilizado por su alta visibilidad en el mar y una bandera Alfa de dibujo azul y blanco .

Esto sirve de aviso a los demás usuarios del mar para indicar que un buzo sumergido se encuentra cerca de la posición marcada, a unos 25 metros de diámetro. Pero no todo marinero que se echa a la mar, bien por desconocimiento o bien por curiosidad, son los que respetan esta señalización universal y se acercan de manera peligrosa a la boya del pescador.

Y es aquí donde el peligro acecha, ya que cualquier embarcación que se acerque a este lugar puede acabar con la vida de una persona. Durante muchos años los pescasub han estado protestando por esta práctica que muchas embarcaciones hacen de manera continuada, no consiguiendo ninguna respuesta por parte de las autoridades. Incluso en algunas ocasiones se ha tenido que lamentar la perdida de una persona como ya ocurrió en julio del 2019 en la localidad de Pontevedra.

Pescadores infanteria tarifa

Y es por esto que el día 26 de junio del 2020 se celebra por parte de este colectivo deportivo una pequeña victoria. A partir de este día, y según se indica en el B.O.E. nº177 Sec. I Pág. 44616, articulo 14, es obligatorio mantener una distancia de 50 metros a cualquier boya de señalización que indique la permanecía de un buzo sumergido, a excepción de la embarcación de apoyo si así lo hubiese.

Pero a día de hoy 25-07-2020, las temeridades de algunos que salen a la mar y piensan que están solos, siguen ocurriendo. Incluso llegan a invadir la zona de baño sin miramientos de que algunos bañistas se aventuran hasta la boya que delimita dicha zona para realizar un poco de natación.

En un lugar donde la vigilancia y aplicación de la ley es escasa, solo queda difundir esta información para que llegue al máximo de usuarios marítimos posibles. Y que piensen que cuando vean una boya con una bandera Alfa, no es parte de un circuito, si no que es la seguridad de una persona que esta practicando el deporte que más le gusta en esta vida. 
 
Eduardo Ortuño, Depescar.top