• Diario Digital | Sábado, 16 de Febrero de 2019
  • Actualizado 14:38

Reflexiones de un ciudadano preocupado, sobre unas declaraciones.José Hidalgo de Castro

IAM/JHC El nuevo Gobierno, me da la impresión que cree, como muchas instituciones u organizaciones (oficiales y privadas) de buena fe, igual que muchos ciudadanos a título personal, que a los independentistas catalanes se les calma, e incluso esperan que renuncien a sus propósitos, con renuncias de posesiones o derechos que corresponde al Estado Español y, por ende, a todos los españoles, en favor de esa Comunidad Autónoma.

Reflexiones de un ciudadano preocupado, sobre unas declaraciones.José Hidalgo de Castro
IAM/JHC El nuevo Gobierno, me da la impresión que cree, como muchas instituciones u organizaciones (oficiales y privadas) de buena fe, igual que muchos ciudadanos a título personal, que a los independentistas catalanes se les calma, e incluso esperan que renuncien a sus propósitos, con renuncias de posesiones o derechos que corresponde al Estado Español y, por ende, a todos los españoles, en favor de esa Comunidad Autónoma.

Sí así fuere, sería menester que se cayeran del Guindo.Viene esto a colación, sobre unas declaraciones procedentes del Ministerio de Fomento, en el sentido de que, unas inversiones por parte del Estado en la Comunidad Autónoma Catalana, serían muy beneficiosas para contribuir a rebajar las tensiones entre el Gobierno de España (también de Cataluña) y el Gobierno Autonómico Catalán y, además, serían justa por el déficit que soporta Cataluña, desde años anteriores. Lo primero que pensé; comparado con quién. Sí de verdad se creen eso en el Ministerio de Fomento, como digo antes, no se han enterado de lo que pasa en Cataluña, ni saben nada de los movimientos independentistas. Los movimientos independentistas, en este caso el catalán, tienen un fin único y lo demás, es interpretado por ellos, como victorias de escaramuzas menores que le sirven de escalones para culminar el proceso y llegar a la independencia, en este caso del Estado Español que, en su imaginario los oprime.No voy a desgranar las mentiras, la tergiversación de la realidad ,ni la xenofobia que acompaña esos catetos pensamientos, y quizás pueda ser más útil encontrar ese alguien con el, o la que comparar a la Comunidad Autonómica Catalana y, no puede ser otra, porque en ella vivo, que Andalucía.Las inversiones del Estado en Andalucía, en el periodo 2009 al 2017, han bajado del 3.0 al 0.7, ni más ni menos que un 76.66 % de pérdida.La obra pública adjudicada por el Ministerio de Fomento en el periodo 2006 al 2015.Cataluña un 17, 77 %Andalucía el 17,00 %. 350 millones a favor de Cataluña y, mientras, concretamente el Campo de Gibraltar, con el primer puerto de España, y como segundo espacio económico en creación de riqueza, esperando algo tan esencial para su futuro económico próximo, como es la puesta al día de la línea férrea Algeciras Bobadilla. Adif, adjudicó obras e ese mismo periodo 2006-2015 en:Cataluña el 21% de sus inversiones totalesAndalucía el 11.53 %.Puertos del Estado. Mismo periodoCataluña el 21.17%Andalucía 11.53%Comparando a todas las Comunidades Autónomas, en ese periodo, la más beneficiada de todas ellas fue Cataluña.Licitaciones en infraestructuras ferroviarias del Grupo Fomento en el periodo 1999-2008, para que la historia sea más amplia.Una media por año en Cataluña de 654 millonesEn Andalucía 335 millones.Me pregunto si tendríamos que imitar a Cataluña políticamente. Sería una vergüenza que tuviéramos que claudicar ante la xenofobia.José Hidalgo de Castro07/07/18