Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 05:56

Respuestas a Migraciones interiores y origen de conflictos.Por Rafael Fenoy

IAM/RF Los políticos de uno u otro signo se manifestaban por la necesaria, urgente, justa… atención a los refugiados sirios, y de otros países, llegados a las fronteras europeas huyendo de la destrucción y la muerte.

10092015_091926_905.jpg
Respuestas a Migraciones interiores y origen de conflictos.Por Rafael Fenoy
Los arrojados fuera de sus territorios de nacimiento y no son acogidos por nadie,  barruntaban que dramáticos acontecimientos como los ocurridos en el año 52 antes de nuestra era, en la ciudad gala de Alesia volverían a ocurrir dramáticamente. En los países de acogimiento se aprecia una corriente de simpatía hacia estas personas que lo han perdido todo, que han dejado muertos en el camino. Desde el Papa, alentado a las parroquias a que sean lugares de acogimiento, hasta las ONG, pasando por ayuntamientos solidarios, Asociaciones de todo tipo, e incluso líderes políticos de la más rancia tradición conservadora, han entonado el “démosle cobijo” que por humanidad se esperaba. Está por ver aún en que queda tanta solidaridad política, está aún por ver en que se concreta este “acogimiento”.  Diremos que bien está lo que bien acaba.

 Pero el fenómeno migratorio no ha hecho más que empezar y el testimonio de Europa animará sin duda a millones de personas  que esperan vivir humanamente. Ayudar es una obligación moral, que de perderse arruinaría socialmente la convivencia.Además es preciso percatarse de que no sólo hay emigraciones exteriores, sino que, al menos en España, más de 4 millones de personas están pasando el calvario de las “migraciones interiores”, es claro que no están en peligro de muerte como algunos de los refugiados, pero hay que tener mucho tino en generar respuestas sociales que atiendan las necesidades de todas las personas, emigrantes o no.

No parece de recibo que por ser tema “mediático” los políticos de turno se coloquen “medallas”, en esto de atender a quienes acogemos y pretendan quitarles el pan y la sal a quienes, aquí, y desde hace años, padecen “migraciones interiores” y podrían tener estatus de “refugiado” en su propia tierra.  Toda política que pretenda resolver problemas sociales debe hacerlo con perspectiva global, sin discriminar ni por raza, ni religión, ni etnia y ni tampoco porque se es o  no  “refugiado”.  Las tensiones sociales que puede generar una miope perspectiva sobre la atención a ofrecer a los “refugiados”  acabarían en un rechazo social injusto a estas personas, victimas, como las que aquí sobreviven, de  erróneas políticas interiores y exteriores decididas por el Gran Capital.

Tienen sentido actos como la próxima concentración el próximo día 12 a las 12 horas en la rotonda de los misiles en Campamento, San Roque; contra las Guerras imperialistas y en solidaridad con los refugiados sirios, que está promovida por la Plataforma Social de Asociaciones del Campo de Gibraltar. El ir recogiendo a quienes llegan, no debe suponer ir aplazando la resolución del origen que produce estos fenómenos migratorios.  Consecuentemente deben, quienes gobiernan, caer en la cuenta de que cuando la tubería está rota y un caño constante de agua inunda la casa, de poco o nada sirve coger la fregona.

Recoger sólo no resuelve, hay que actuar sobre la causa principal, ya que se mire como se mire en Europa no podemos caber todas las personas que habitan centro y norte de áfrica y el oriente próximo. Estados Unidos, entre otras potencias, es una  parte importante en la creación de conflictos regionales y debería aportar la parte de solución correspondiente en esta debacle humanitaria generada por su intervención en oriente medio, y por el agosto que los fabricantes de armas, también americanas, están haciendo con las masacres que generan.

 También esta concentración debe mirar a los nuestros, a los desposeídos por la avaricia de un sistema capitalista que deja en la indigencia a millones de compatriotas nuestros. Porque la solución o es global o más daño se seguirá causando.  Rafael Fenoy Rico 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad