Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | lunes, 01 de junio de 2020
  • Actualizado 14:21

La Junta de Andalucía destinará 10,5 millones para adaptar las playas a la "nueva normalidad"

El Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs) ha aprobado este lunes en Consejo de Gobierno destinar un total de 10,5 millones para contar con las máximas garantías de seguridad de cara a una futura apertura al baño de las playas de la comunidad ante el Covid-19.
bolonia
bolonia
La Junta de Andalucía destinará 10,5 millones para adaptar las playas a la "nueva normalidad"

Así lo ha anunciado el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, en rueda de prensa telemática posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, junto al consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, quien ha insistido en la petición por parte de la Junta de iniciar la apertura de las playas el próximo 25 de mayo.

Se trata de dos iniciativas, por un lado, un decreto ley con cinco millones para que los ayuntamientos puedan realizar planes de contingencia individualizados frente al coronavirus, que incluyan las medidas necesarias para garantizar el uso seguro de las playas.

La segunda iniciativa consta de una inversión de 10,5 millones de euros por parte de la Consejería de Turismo para ayudar en las actuaciones de limpieza e higiene de las playas y la adquisición de bienes inmuebles para afrontar el coronavirus.

"Los municipios costeros van a tener que hacer un esfuerzo económico para garantizar la seguridad en las playas. Es el momento de ayudarles", ha señalado Marín, quien ha reprochado que, "a esta hora, toda la responsabilidad sobre en qué condiciones se abrirán o no las playas recae en los ayuntamientos" porque los protocolos enviados por el Gobierno central "no cuentan con instrucciones que obliguen sino en recomendaciones".

"REFORZAR SEGURIDAD, LIMPIEZA Y DOTACIONES"

El portavoz del Gobierno andaluz ha destacado el impulso de un plan que engloba la proyección turística de las playas andaluzas y la higiene y máximas garantías de seguridad en estas zonas. Así, ha detallado que los 10,5 millones buscan "reforzar la seguridad, la limpieza y las dotaciones de infraestructuras" como pueden ser embarcaciones de rescate, torretas de vigilancia y el material necesario para contar con un destino seguro.

"Queremos que esos mil kilómetros de playas en Andalucía sean referente del turismo y de la seguridad", ha señalado Bendodo, que ha indicado que el decreto-ley aprobado este lunes unifica los planes de seguridad y salvamento de las playas andaluzas y ayuda a implementar medidas para adaptarse al Covid-19.

De otra parte, ha señalado que otro tipo de medidas como el aforo, el acceso, las estancias o el uso de aseos y duchas en las playas andaluzas "no se han aprobado este lunes" porque, tras la reunión el viernes pasado con los 61 alcaldes del litoral andaluz, se acordó en que se avanzaría al respecto en una nueva reunión que se celebrará esta tarde de lunes, de manera que "se aprobarán en el próximo Consejo de Gobierno siempre que sean compatibles con las directrices del Gobierno central".

'COVID FREE'

Por otro lado, el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo ha reprochado al Ejecutivo central que pretenda cobrar a los empresarios, entre 500 y 3.000 euros, por las auditorias necesarias para contar con el sello 'Covid Free'.

Marín ha explicado que en la conferencia sectorial celebrada el pasado viernes se acordó que el Instituto de Calidad Nacional pusiera en marcha este sello y "se dijo que era gratis", pero ahora, según ha advertido, las empresas interesadas en contar con este sello deberán pasar unas auditorias "necesarias" que costarán entre 500 y 3.000 euros.

"Es increíble que el Gobierno quiera hacer caja con el sector turístico en una situación tan delicada", ha recriminado Marín, quien ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que "reconsidere esta decisión", de manera que las auditorias las abone el propio Gobierno para que este sello "sea una ayuda al sector y no una nueva carga".

De igual manera, ha insistido en las demandas de reducir el IVA al sector turístico durante este año del diez al cuatro por ciento, en los bonos turísticos y en las ayuda a empresas para adecuarse a las nuevas circunstancias ante el coronavirus, así como la agilización de plazos administrativos.

COBRO DE CANON A CHIRINGUITOS

Preguntado el vicepresidente sobre el cobro por parte del Gobierno del canon este verano a los chiringuitos y establecimientos de actividad náuticas, Marín ha llamado la atención sobre las decisiones "en sentido contrario que toma Costas y el Gobierno central respecto a lo que necesita el sector turístico y pesquero".

"Mientras aquí bonificamos tasas, implementamos subvenciones para los municipios costeros, intentamos hacérselo fácil a los empresarios hosteleros y a los hoteles, nos encontramos con la falta de colaboración y apoyo del Gobierno a un sector especialmente perjudicado", ha subrayado, por lo que "no ha compartido" la decisión del Gobierno de cobrar el canon a los chiringuitos.

"Hay actuaciones en materia tributaria que se pueden relajar este año para que la actividad se reactive y, en definitiva, no se pierda empleo", ha destacado el consejero de Turismo.