• Diario Digital | Lunes, 25 de Marzo de 2019
  • Actualizado 12:49

CERCA DE 150.000 INMIGRANTES IRREGULARES LLEGARON EN 2018 A LA UE.

Casi 60.000 irregulares han llegado a España en el 2018, un año más se duplica la cifra.

La cifra más baja en los últimos cinco años, aunque las llegadas a España se doblaron por segundo año consecutivo, hasta alcanzar las 57.500 personas en 2018, según informó  la agencia Frontex.

inmigracion
inmigracion
Casi 60.000 irregulares han llegado a España en el 2018, un año más se duplica la cifra.

El descenso en el número de llegadas a Europa se debe fundamentalmente a la drástica reducción en el número de inmigrantes en la llamada ruta del Mediterráneo Central, con destino a Italia, que en 2018 registró 23.000 personas, un 80% menos que en 2017.

El número de salidas con destino a Italia desde Libia cayó un 87% respecto a 2017, mientras que las de Argelia se redujeron en casi la mitad.

Los tunecinos y eritreos fueron las dos nacionalidades más representadas en esta ruta, y en conjunto representaron un tercio de todos los migrantes.

En ese mismo periodo, la llamada ruta del Mediterráneo Occidental, que llega a España, registró alrededor de 57.000 ilegales, más del doble que en 2017, cuando también se duplicó el número de llegadas en relación a 2016, según Frontex, cuya sede está en Varsovia.

La agencia europea destaca que la cifra de migrantes que llegaron a España en 2018 es la más alta desde que Frontex comenzó su actividad, hace más de una década. Los nacionales de Marruecos, Guinea y Malirepresentan el mayor número de llegadas en España en el pasado año.

En Grecia se registraron en 2018 cerca de 56.000 llegadas irregulares a través de la llamada ruta del Mediterráneo Oriental, un tercio más que en 2017, fundamentalmente por el aumento en el número de llegadas a través de las fronteras terrestres con Turquía. Los sirios y los iraquíes se mantienen como las dos principales nacionalidades en llegar a Grecia a través de la ruta del Mediterráneo Oriental.

La principal ruta migratoria a través de los Balcanes Occidentales, desde Serbia hasta Hungría y Croacia,sigue manteniendo un bajo número de migrantes irregulares, mientras que la ruta paralela a través de Albania, Montenegro y Bosnia está registrando una mayor presión migratoria, según la agencia.

El año pasado, Frontex comenzó por primera vez a recopilar datos detallados sobre el sexo y la edad de los inmigrantes irregulares, de los que se desprende que en 2018 las mujeres representaron el 18% de todas las llegadas, mientras que casi uno de cada cinco inmigrantes detectados dijo ser menor de 18 años.