Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | jueves, 22 de agosto de 2019
  • Actualizado 20:36

EL PROYECTO DE ENDESA Y MIGRES PERMITE DETECTAR HASTA DIEZ PAREJAS DE ÁGUILA PESCADORA

Detectadas diez parejas de águila pescadora en la zona

Cruzan el Estrecho para invernar en África y regresan al territorio de la Península al inicio de la primavera

pescadora aguila
pescadora aguila
Detectadas diez parejas de águila pescadora en la zona

Diez parejas de águila pescadora han sido detectadas esta primavera, época de cría, en la provincia de Cádiz, gracias al proyecto de Endesa y la Fundación Migres para favorecer su reproducción y aumentar así el número de ejemplares de esta rapaz, que se extinguió en la península Ibérica a finales del siglo pasado y que, con iniciativas de este tipo, cuenta con una población que crece cada año.

Cinco de estas parejas se encuentran en el embalse de Guadalcacín (entre San José del Valle, Arcos de la Frontera y Algar) y en cuatro de ellas los técnicos de Migres ya han constatado que están incubando. Las otras cinco parejas se encuentran en el embalse de Barbate y una de ellas es una nueva pareja.

Las águilas pescadoras cruzan el Estrecho para invernar en África y regresan al territorio de la Península al inicio de la primavera, para reproducirse. Para favorecer el aumento de la población de esta especie, Endesa y Migres instalan nuevos nidos durante el invierno, que serán ocupados progresivamente por las aves en las primaveras sucesivas.

Una vez que nacen los pollos, en torno al mes de junio, son anillados y marcados por parte de Migres, con la colaboración de Endesa, para el control científico de la población y su seguimiento. De hecho, algunos de los ejemplares que han sido observados criando este año poseen anillas que los identifican como nacidos en Cádiz en años anteriores.

La constatación de la presencia de estas diez parejas reproductoras permite pensar que se podrán cumplir las previsiones de Endesa y Migres para esta temporada de cría, que pasan por el nacimiento y posterior vuelo de dos decenas de pollos, número que se ha ido repitiendo en los últimos años.

Para continuar aumentando la población de esta especie en la provincia de Cádiz, que concentra diez de las 17 parejas reproductoras de Andalucía, Endesa contribuye con un proyecto que ha incluido la instalación de cuatro nidos (en Arcos de la Frontera y en el Parque Natural de la Bahía de Cádiz) y de seis posaderos durante este invierno, así como de actividades educativas y divulgativas en torno a esta ave.

Este proyecto forma parte del Plan de Conservación de la Biodiversidad de Endesa, que, además de tener como meta reforzar la población de esta especie, contribuye al objetivo de conocer el estado poblacional del águila pescadora de cara a su conservación dentro de sus propios hábitats y allí donde interactúe con la actividad de Endesa.

En las próximas semanas, los técnicos de Migres continuarán vigilando in situ los nidos de las águilas pescadoras. Luego, en el momento adecuado, en torno al mes de junio, se llevará a cabo el anillamiento y marcaje de los nuevos ejemplares.

La reintroducción del águila pescadora

El águila pescadora (Pandion haliaetus) es una rapaz de mediano tamaño, que se extinguió de la península Ibérica a finales del siglo XX. La última pareja que criaba en la provincia de Cádiz dejó de hacerlo en los años 60.

En 2003 se inició en Andalucía el proyecto de reintroducción de esta especie. Fue desarrollado por la Fundación Migres en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Tras la liberación durante 10 años en Huelva y Cádiz de 191 pollos de águilas pescadoras procedentes de Escocia, Finlandia y Alemania, la población ha ido asentándose en distintos embalses de cuatro provincias andaluzas. Actualmente, la población ya cuenta con 17 parejas reproductoras que han sacado adelante una prole de 24 pollos, lo que constata que el águila pescadora vuelve a criar en la península Ibérica.

Diez de estas parejas reproductoras se encuentran en la provincia de Cádiz. Esta expansión, que ha mantenido una progresión creciente, se ve favorecida por ser la Bahía de Cádiz el área de invernada más importante para el águila pescadora en la península Ibérica, lo que implica la presencia de esta especie en el área a lo largo de todo el año.

Una vez reintroducida esta rapaz en Cádiz, los expertos constataron que los ejemplares que nidifican en la zona siguen encontrando carencias de plataformas de nidificación. El proyecto de Endesa y Migres tiene como objetivo cubrir esa necesidad e incluye además la instalación de posaderos para localizar mejor a las águilas que se encuentran en la provincia durante el invierno.

Endesa, dentro de su compromiso con el medio ambiente y la protección del entorno natural, colabora también en las actividades divulgativas sobre la recuperación del águila pescadora, como charlas informativas y cursos para estudiantes y profesionales que deseen aumentar sus conocimientos sobre esta especie y su conservación.