Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | lunes, 16 de diciembre de 2019
  • Actualizado 09:24

HOY 5 DE AGOSTO

Manifestación en apoyo a las víctimas del suceso en el Hotel 100% Fun

La manifestación partirá a las 20:00 desde la Oficina de Turismo en la Alameda, pasando por el Boquete de la Bomba hacia la Calle Colón y bajar por la Calle de la Luz, y recorrer la Calzada de Sancho IV para desembocar en las puertas del Castillo de Guzmán.

Imagen archivo
Imagen archivo
Manifestación en apoyo a las víctimas del suceso en el Hotel 100% Fun

Hoy se cumplen dos años de la catástrofe en el Hotel 100% Fun de Tarifa. Un transformador, propiedad de la empresa Endesa falló, y tuvo como consecuencia una deflagración que acabó con las vidas de Sara Ojeda y Mari Luz Morillo. También dejando a seis compañeros más con secuelas físicas y psicológicas para toda la vida.

A día de hoy algunas de las víctimas siguen sometiéndose a algunas intervenciones quirúrgicas, también con atención psicológica. Por el contrario las empresas causantes del incendio permanecen en la misma línea trazada desde el accidente, abstenerse a una colaboración fluida y aportación de datos. Siguen sin determinarse las causas y el juicio sigue sin celebrarse.

Aún continúan con la fatídica lucha de que se haga justicia. Muchos de los afectados por el accidente tuvieron que abandonar sus puestos de trabajo. También son importantes las declaraciones de uno de los padres de las víctimas mortales, que expone que Endesa está perjudicando la investigación. Apunta que es incomprensible que el transformador causante del accidente se encuentre en un almacén de una subcontrata de la compañía eléctrica. Por lo que se pueden estar contaminando de algún modo los datos a esclarecer con respecto al artefacto.

Además se ha recordado que el Parlamento de Andalucía aprobó la propuesta planteada por Izquierda Unida que establecía: La exigencia a ENDESA de “la realización de una inspección extraordinaria de todos los transformadores instalados en suelo andaluz cuya última revisión se remonte a más de un año, con la supervisión de un técnico de la Junta”.

Asimismo se requería elaborar y presentar un plan de renovación, en el plazo de un año, de todos los transformadores cuya antigüedad superen los 25 años o su tecnología no sea la adecuada para la prestación del servicio en condiciones óptimas de seguridad. Las familias de las víctimas lamentan la ausencia de compromiso por parte de la Junta de Andalucía.