Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | jueves, 22 de agosto de 2019
  • Actualizado 19:44

EL AYUNTAMIENTO TARIFEÑO NO DA ENTRADA A LOS ESCRITOS DE MELLARIA

Mellaria tiene restringida la presentación de documentos por problemas burocráticos

La Asociación Tarifeña para la Defensa del Patrimonio Cultural, Mellaria, tiene restringida totalmente la presentación de documentos y escritos al Ayuntamiento de Tarifa debido a problemas burocráticos.

Fachada-Ayuntamiento-Tarifa_1252384769_85594730_667x375
Fachada-Ayuntamiento-Tarifa_1252384769_85594730_667x375
Mellaria tiene restringida la presentación de documentos por problemas burocráticos

 

El Ayuntamiento, basándose en el artículo 14.2 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas no da entrada a los escritos que presenta Mellaria ni por correo postal certificado ni por ventanilla de atención al ciudadano.

La asociación respeta «la inquebrantable postura del Ayuntamiento en hacer cumplir la legislación que limita la relación entre Mellaria y la administración», pero critica que durante el año pasado de 2018 «los problemas con la sede electrónica han sido numerosísimos y han complicado enormemente la labor desinteresada de los voluntarios de Mellaria, situación que, lejos de facilitar la participación ciudadana, ha supuesto una traba al no permitir la entrada de documentación alguna mediante otro registro alternativo del Ayuntamiento».

Mellaria opina por tanto que las administraciones deben «estar cerca del ciudadano y la legislación ha de adaptarse a facilitar la labor altruista de la población, en lugar de silenciarla con procesos burocráticos complicados y lentos».

Hasta que la situación se solucione y la asociación esté en situación de presentar los escritos y peticiones a través de la exigida sede electrónica, Mellaria declara que recurrirá a la publicación de sus reivindicaciones y peticiones mediante notas de prensa.

Mellaria se reitera en que está de acuerdo en la exigencia del cumplimiento de la ley por parte del Ayuntamiento, pero se sorprende «del consentimiento consciente y reiterado al incumplimiento de la normativa municipal de protección del casco histórico (PEPRICH). Incumplimiento que ha dado lugar a una degeneración generalizada y caos urbanístico sin que el Ayuntamiento haya siquiera intentado aplicar la legislación con este otro tipo de ciudadanos que sí infringen conscientemente la legislación».