• Diario Digital | Domingo, 20 de Enero de 2019
  • Actualizado 14:18

EL ARRESTADO ES UN CIUDADANO MARROQUÍ INDOCUMENTADO, QUE DICE TENER 37 AÑOS

Decomisan más de 2.500 kilos de hachís en una operación desarrollada por la IV Zona de la Guardia Civil en el Campo de Gibraltar

La Guardia Civil se ha incautado de 2.560 kilos de hachís en una operación antidroga desarrollada en la playa de Calaiza de La Herradura-Almuñécar (Granada), que se ha saldado con la detención de un hombre, mientras que otros dos permanecen huidos.

Hachis-intervenido-Guardia-Civil
Hachis-intervenido-Guardia-Civil
Decomisan más de 2.500 kilos de hachís en una operación desarrollada por la IV Zona de la Guardia Civil en el Campo de Gibraltar

 

Se  busca a otras dos personas que consiguieron huir al llegar a la orilla.

La embarcación con la droga fue detectada poco después de la medianoche de ayer por los agentes encargados del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) de la comandancia de la Guardia Civil de Granada a través de la estación de Almuñécar.

Navegaba a unas tres millas de la costa a una velocidad de entre cuatro y cinco nudos, según la Guardia Civil, que desplazó una embarcación del Servicio Marítimo cuyos agentes se acercaron hasta la “narcolancha” y comprobaron que iba ocupada por tres personas y que transportaba una gran cantidad de fardos. 

Al percatarse de la presencia de los agentes, los narcotraficantes huyeron rápidamente hasta la costa, que ya estaba muy próxima. 

En la huida uno de los ocupantes cayó al agua mientras que otro empezó a arrojar los fardos de droga por la borda, hasta que al llegar a la playa de Calaiza dos de los narcotraficantes abandonaron la embarcación y desaparecieron rápidamente entre los matorrales. 

Mientras la Guardia Civil desplegaba un dispositivo en tierra para localizar a los huidos, los agentes del Servicio Marítimo comenzaron a buscar al que había caído al agua con la ayuda de compañeros de Málaga y de Salvamento Marítimo de Almería.

Los agentes encargados del SIVE vieron a través de las cámaras como el náufrago consiguió ganar la orilla poco después y huir por un terreno muy escarpado y de difícil acceso.

El dispositivo desplegado en torno a la playa Calaiza permitió a los agentes localizar y detener al que había caído al agua, que estaba completamente desnudo en el momento de la detención. 

También fue recuperada la embarcación para el transporte de la droga, una semirrígida de 11 metros de eslora con tres potentes motores fueraborda, y 83 fardos de hachís, incluidos los que en la huida los narcos habían arrojado al mar. 

También fueron incautados cuatro teléfonos móviles, un radioteléfono, herramientas de navegación, dos pantallas y 325 litros de gasolina.

Esta operación se enmarca en la actividad contra el narcotráfico desarrollada por la IV Zona de la Guardia Civil en el Campo de Gibraltar y su zona de influencia