Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | sábado, 28 de marzo de 2020
  • Actualizado 19:09

LA SENTENCIA TAMBIÉN SE RECOGE UNA PENA ACCESORIA DE 24.000 EUROS POR DAÑO MORAL A FAVOR DE LOS HIJOS

El empresario que simuló su muerte en aguas de Tarifa y se marchó a Paraguay, condenado por abandono del hogar

Jenaro Jiménez se encuentra actualmente en prisión por los delitos de falsedad documental con estafa continuada y también por apropiación indebida
jenaro-jimenez
jenaro-jimenez
El empresario que simuló su muerte en aguas de Tarifa y se marchó a Paraguay, condenado por abandono del hogar

El empresario Jenaro Jiménez Hernández suma una nueva condena de seis meses de prisión por un delito de abandono del hogar según recogen varios medios. La sentencia, emitida por el Juzgado de lo Penal número 3 de Cádiz, hace referencia a los hechos ocurridos en abril de 2008 cuando simuló su muerte en aguas de Tarifa y se marchó a Paraguay. Según publica este medio, Jenaro se encuentra actualmente en prisión cumpliendo otras dos condenas anteriores y ahora ha dado su conformidad para aceptar la pena máxima que se le puede aplicar para este delito.

En la sentencia también se recoge una pena accesoria de 24.000 euros por daño moral a favor de los hijos, aunque hace un año y medio se declaraba insolvente durante un juicio por otra causa.


De otro lado, en los dos próximos años no podrá acercarse a menos de 150 metros de cualquiera de los tres miembros de su antigua familia: su ex mujer y los dos hijos, ni tener cualquier tipo de comunicación oral, escrita o audiovisual con ellos.

El empresario también llegó a una conformidad el pasado verano con la Fiscalía y con dos socios que lo habían denunciado y aceptó una condena de seis años y medio por los delitos de falsedad documental con estafa continuada y también por apropiación indebida. A todo ello se le suma una condena de otros dos años por la apropiación de 47.000 euros por la señal de un piso que le vendió a un ex cuñado dos días antes de darse a la fuga.

Jenaro Jiménez fue localizado en Paraguay en agosto de 2009, donde había formado una nueva familia, y fue detenido a su vuelta a España. Tras ser condenado por la estafa a su ex cuñado se ordenó su ingreso en prisión, por lo que nuevamente emprendió la fuga y se tuvo que dictar una orden de busca y captura internacional. Esta vez fue localizado y detenido en Hungría tras pasar varios meses en Rumanía. Desde entonces, permanece en prisión.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad