Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | miércoles, 20 de noviembre de 2019
  • Actualizado 07:56

La Fiscalía recurrirá la puesta en libertad de Isco y Antonio Tejón, los Castañitas

La puesta en libertad bajo fianza de los hermanos Tejón, considerados los líderes de una de las mayores organizaciones de narcotráfico de hachís en el Campo de Gibraltar, ha suscitado indignación entre colectivos policiales y de lucha contra la droga en esta comarca gaditana.
isco y antonio tejón
isco y antonio tejón
La Fiscalía recurrirá la puesta en libertad de Isco y Antonio Tejón, los Castañitas
El auto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de La Línea de la Concepción ha fijado sendas fianzas de 120.000 euros, la de Francisco -Isco-, y 200.000 euros, la de Antonio, del conocido como clan de los Castañitas, acusados de dirigir la organización.

Fuentes judiciales han indicado a Efe que la Fiscalía de Área de Algeciras tiene previsto presentar hoy mismo un recurso contra esta decisión.

El presidente de la coordinadora comarcal de asociaciones contra la drogadicción, Alternativas, Francisco Mena, lo considera "una muy mala noticia, muy negativa" que causa "alarma social" y califica de "ridícula" la fianza fijada para ambos.

A su juicio, esta decisión genera "frustración" entre las fuerzas y cuerpos de seguridad, cuya "profesionalidad y dedicación" defiende.

Mena aclara que, aunque "respeta" la decisión del juez, no la comparte, pero sostiene que la coordinadora "no pone en duda su profesionalidad" y entiende que la decisión obedece a "un cúmulo de circunstancias".

Sobre las cantidades fijadas para las fianzas, el presidente de Alternativas entiende que son "ridículas", a tenor del "dinero que mueven estas organizaciones".

En el mismo sentido se ha expresado la portavoz provincial en Cádiz del Sindicato Unificado de Policías (SUP), Carmen Velayos, que entiende que esa cifra es "calderilla" para una red que mueve grandes cantidades.

Denuncia que esta decisión deja una sensación de "impunidad" y causa "desilusión y frustración" entre los agentes después de "tantas horas de trabajo"