Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 00:38

Un nuevo operativo de la Junta se salda con 139 denuncias por acampada ilegal

Policías autonómicos y agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía han realizado un dispositivo especial junto a Guardia Civil y Policía Local con el objeto de controlar las acampadas ilegales que se vienen detectando en áreas del Parque Natural del Estrecho en el término municipal de Tarifa.
Operativo contra la acampada ilegal
Operativo contra la acampada ilegal
Un nuevo operativo de la Junta se salda con 139 denuncias por acampada ilegal

A las cinco de la madrugada del miércoles se inició el operativo comprobando las matrículas de aquellos vehículos que permanecían estacionados en zonas protegidas de Los Lances, Bolonia y Valdevaqueros. Posteriormente, se procedió a identificar a las personas que se encontraban en su interior levantándose un total de 139 actas de denuncia por acampar de manera ilícita. 300 personas fueron desalojadas por pernoctar en lugares del Parque Natural del Estrecho no habilitados para ello.

Esta actuación forma parte de la campaña especial de control implementada este verano –que continúa con intervenciones policiales periódicas– y de la lucha que durante todo el año mantienen la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Tarifa y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra este tipo de actos que dañan el Parque Natural del Estrecho.

Según su normativa, está prohibido el estacionamiento durante la noche excepto en los lugares explícitamente autorizados: “No se permite el estacionamiento desde el ocaso hasta la salida del sol de cualquier tipo de vehículo, salvo dentro de los campamentos de turismo. Las caravanas, autocaravanas y vehículos similares homologados por la normativa sectorial podrán hacerlo, además, en aquellas zonas que a tal efecto se habiliten”.

En Andalucía la pernocta de autocaravanas está regulada, permitiéndose solamente en las denominadas Áreas de Pernocta, donde se dota de espacios en los que las personas que practiquen esta actividad de vida al aire libre dispongan de los servicios, instalaciones y equipamientos adecuados para atender las necesidades de mantenimiento, suministros y otros servicios que estos vehículos alojamiento precisen y que resulten acordes y respetuosos con el entorno.

Está expresamente prohibido el aparcamiento y pernocta fuera de estos espacios habilitados, precisamente por el posible daño al entorno, por los residuos generados y el riesgo en verano al ser época de alto riesgo de incendios forestales, sobre todo en un Parque Natural. Desde la Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía se ha explicado que la actuación policial realizada persigue la erradicación de esta práctica ilícita, además de concienciar a los denunciados de los graves perjuicios que con dicha actividad pueden ocasionar en el medio ambiente, y en especial, el peligro que supone un incendio en unos parajes de tan alto valor ecológico.