Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | lunes, 26 de octubre de 2020
  • Actualizado 22:22

LOS PRIMEROS ESTUDIOS INDICAN QUE EL CLIMA Y LA HUMEDAD CONDICIONAN EL CONTAGIO DEL VIRUS

Las playas gaditanas listas y a la espera de saber si abren este domingo para niños acompañados

La ausencia de fuertes temporales este año permite un frente costero en orden y sin necesidad de obras de reparación. La Demarcación aprovechará los meses de mayo y junio para 'peinar' la línea de arena
Person running along Los lances beach, Tarifa during the Covid 19 shutdown.
Person running along Los lances beach, Tarifa during the Covid 19 shutdown.
Las playas gaditanas listas y a la espera de saber si abren este domingo para niños acompañados

¿Las playas abrirán este domingo para que puedan pasear los niños?

Los primeros estudios indican que el clima y la humedad condicionan el contagio del virus
Las playas de Cádiz están en perfecto estado y gozan de buena salud medioambiental a la espera de que el Gobierno autorice su uso y fije los nuevos criterios sanitarios para disfrutar de ellas. De momento, no hay fecha en el calendario para pisar la arena tras el confinamiento.

El Ejecutivo que preside Pedro Sánchez estudia todavía cómo debemos utilizar este verano las playas para evitar la propagación del coronavirus. No hay nada decidido, aunque sí muchas conjeturas sobre limitaciones en el aforamiento para poder cumplir con la distancia mínima de separación entre los usuarios.

Mientras se decide el cuándo y el cómo, el paisaje natural que ofrece la costa gaditana es óptimo. El jefe de la Demarcación de Costas, Patricio Poullet, ha confirmado que las obras de restauración que se hicieron en 2018 en algunos tramos del frente costero de la provincia se han mantenido gracias a la ausencia de fuertes temporales.

La costa de Cádiz sufrió hace dos años un duro revés como consecuencia de los efectos del temporal 'Emma'. La unión de esta borrasca con una marea de alto coeficiente provocó un efecto devastador en las playas de Cádiz El paso del 'Emma' dejó una imagen desoladora en el frente costero gaditano con serios destrozos en las playas de Tarifa, Cádiz capital, El Puerto y Costa Noroeste , entre otras. La fuerza de la naturaleza tuvo una segunda parte con el temporal 'Félix', también en marzo, que obligó a la Demarcación de Costas a fijar un plan de rehabilitación para salvar los muebles de cara a la temporada de verano de 2018.

Las obras de reconstrucción tanto de paseos como de accesos devolvieron a las playas la imagen perdida y hoy, estas obras, siguen en pie porque la primavera de 2020 no ha tenido efectos climatológicos tan adversos como la de hace dos años.

Poullet ha señalado que seguirá activo el mantenimiento general, especialmente durante los meses de mayo y junio como preparativos del verano, con actuaciones muy localizadas, es el caso de la playa de Río San Pedro. En ese sentido la Demarcación ha confirmado que las playas de Cádiz gozan en estos momentos de arena suficiente y no hay necesidad de reposiciones, entre otros motivos, porque la naturaleza ha hecho su trabajo entre el invierno y el verano.


Toca ahora saber cuándo podremos disfrutar de ellas sin riesgo a expandir el coronavirus. Así ayuntamientos como el de El Puerto quieren tenerlo todo a punto y han comenzado a instalar los primeros equipamientos en sus playas a la espera de que se autorice la desescalada y el uso de estos espacios. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha defendido esta misma semana la posibilidad de abrir «con limitaciones» hoteles, restaurantes y playas el próximo verano, y ha avanzado que la Junta estudia con el sector hotelero y de restauración algunas propuestas al respecto.

Moreno ha avanzado que no será posible que estos espacios estén «concurridos», aunque sí ve factible su apertura reduciendo los aforos, al igual que en los restaurantes y las zonas comunes de los hoteles. El presidente ha señalado que «vamos a tener que poner ciertos perímetros, una serie de metros de distancia». Se trata de una tarea que sería supervisada por la Policía Local e incluso la Policía Autonómica, que actuarían como una especie de «vigilantes de playa». El objetivo, según el presidente, es que «una vez que se complete el aforo, ya no pueda entrar nadie más a las playas mientras no haya un tratamiento eficaz y una vacuna contra el coronavirus.