Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | martes, 24 de noviembre de 2020
  • Actualizado 18:04

EL KITE, DE NUEVO EN CONFINAMIENTO, ANTE LA IRRESPONSABILIDAD DE UNOS POCOS

El Ayuntamiento suspende la posibilidad de practicar deportes náuticos por la tarde en Tarifa

El Ayuntamiento de Tarifa se ha visto en la obligación de prohibir la práctica de cualquier deporte náutico en la franja de 20.00 a 23.00 horas autorizada por la fase de desescalada del Estado de Alarma, quedando exclusivamente autorizado para ello la que va de 6.00 a 10.00 horas.l
kite
kite
El Ayuntamiento suspende la posibilidad de practicar deportes náuticos por la tarde en Tarifa

La segunda franja horaria permitida por la desescalada, comprendida entre las 20.00 y las 23.00 horas, ya contravenía de entrada la ordenanza municipal de 2018, apoyada por Capitanía Marítima, que prohibe la navegación desde dos horas antes del ocaso en todo el término municipal.

El concejal responsable de Playas y de Policía Local, Francisco Araujo, señala al respecto que "hemos querido ser permisivos" y, después de una jornada del sábado sin viento, el pasado domingo se evaluó el comportamiento de la primera jornada de cometas en la playa después del confinamiento.

Sin embargo, la excesiva afluencia de deportistas en las zonas de baño, sumado al conflicto de la franja horaria con las ordenanzas municipales, llevó al Ayuntamiento a adoptar la medida.

Así, agentes de la Policía Local acudieron ayer a las playas para evitar que algunos surfistas y kiter y windsurferos accedieran por la tarde al mar. Desde la orilla convidaron a los deportistas que ya estaban en el agua  a abandonar su actividad deportiva.

Desde el Ayuntamiento aclaran que la franja de las 6.00 a las 10.00 horas será la única permitida de momento para la práctica de deportes náuticos, a la espera de que el Gobierno establezca en las próximas semanas nuevas fases de desescalada.

Francisco Araujo ha señalado que la posición del Ayuntamiento ha sido la de "no andarnos con rodeos, ya que la situación es muy compleja". Una decisión que se ha adoptado "muy a nuestro pesar", pero con la premisa clara de que "debemos seguir con mucha cautela".