Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | sábado, 04 de julio de 2020
  • Actualizado 04:55

Adjudican la rehabilitación del Faro de Tarifa a la empresa Caminos, Canales y Puertos

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) ha adjudicado a la empresa Caminos, Canales y Puertos el proyecto de rehabilitación y acondicionamiento del antiguo edificio de viviendas anexo al Faro de Tarifa.
Faro de Tarifa.
Faro de Tarifa.
Adjudican la rehabilitación del Faro de Tarifa a la empresa Caminos, Canales y Puertos

El importe de adjudicación del proyecto asciende a 603.311 euros y cuenta con la financiación del programa 1,5% Cultural, el sistema de ayudas del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) para la conservación del Patrimonio Histórico Español.

Actualmente, la edificación sirve de apoyo al servicio de señalización marítima de la APBA. El objetivo de los trabajos es adaptarlo a las nuevas necesidades, cada vez más digitalizadas, de la navegación marítima, así como compatibilizar su uso con la futura implantación de un Punto de Atención a Visitantes y Centro de Interpretación tanto de la Isla de las Palomas como del propio faro, según ha informado la Autoridad Portuaria en una nota.

El Ayuntamiento de Tarifa se encargará de la gestión de dicho centro, para lo que la Autoridad Portuaria ya ha tramitado la correspondiente concesión administrativa. Localizado en la Isla de las Palomas, en el Parque Natural del Estrecho, el Faro de Tarifa es la edificación más meridional de Europa y es el primero que se levantó en el Estrecho de Gibraltar.

El edificio objeto de la rehabilitación, construido como alojamiento de los torreros del faro, data del siglo XIX y desde entonces ha sido objeto de actuaciones puntuales para reparar daños causados por las condiciones climáticas extremas a la que está expuesto, e incluso los derivados de actos de vandalismo.

Los trabajos de reforma que ahora se van a ejecutar cuentan con la autorización de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, por desarrollarse en parque natural, así como con el informe favorable de la Consejería de Patrimonio Histórico, por tratarse el faro de un edificio considerado como Bien de Interés Cultural (BIC).

La rehabilitación permitirá recuperar la imagen original y unitaria de sus fachadas, restituyendo sus elementos característicos y que se han visto alterados con las sucesivas reformas ejecutadas desde su construcción.