Ciudad de Tarifa al minuto

  • Diario Digital | sábado, 15 de agosto de 2020
  • Actualizado 10:29

ALGUNOS SE PLANTEAN "SI ES MEJOR CERRARLO TODO", YA QUE "ES UNA MANERA DE TRABAJAR MUY COMPLICADA"

El sector hostelero de Tarifa, "preocupado" por la decisión del Ayuntamiento de precintar negocios

Preocupación. Es la tónica general en los negocios tarifeños consultados por IAM después de la medida adoptada por el Ayuntamiento el pasado sábado de precintar varios locales de ocio. Entienden la medida injustificada, ya que se cumplen las exigencias frente al Covid, y temen de que se acabe generando una caída de la economía estival.
patrullas policía local y guardia civil en Tarifa
patrullas policía local y guardia civil en Tarifa
El sector hostelero de Tarifa, "preocupado" por la decisión del Ayuntamiento de precintar negocios

La medida, que cogió a los negocios por sorpresa, fue adoptada por la Policía Local en la noche del pasado sábado, cuando se precintaron los locales Mombasa, Salvaje, Café del Mar, Pepepótamo y La Diosa.

En todos los casos coinciden en que el Ayuntamiento debería haber informado, ya que los negocios, siguiendo las normativas frente al Covid, están funcionando previa reserva, que no tuvieron la oportunidad de gestionar con sus clientes.

Uno de los propietarios de Mombasa explica que "habíamos entendido que, mientras se respetara el distanciamiento, la gente podía estar en la sala con una cierta libertad si eran grupos de familiares o amigos que ya viven en una determinada convivencia". Sin embargo, hace dos semanas la Policía ya les avisó de que no podían estar de pie. "Hemos funcionado de esa manera", explica el empresario, que asegura que se han cumplido todas las exigencias municipales.

Los hosteleros consideran que hay una campaña de "acoso" por parte del Ayuntamiento, y que "están haciendo sangre, con el año tan malo que llevamos". Además, lamentan que "llevamos más de una semana pidiendo una reunión con el Ayuntamiento, para concretar una manera conjunta de trabajar". Sin embargo, la respuesta ha sido otra.

De continuar esta situación, algunos se plantean "si es mejor cerrarlo todo", ya que "es una manera de trabajar muy complicada".

Desde la patronal, el presidente de la Asociación Gastronómica de Tarifa, Juan Castro, ve la medida del Ayuntamiento de forma negativa: "Si cierran los locales, se termina fomentando el botellón y las aglomeraciones en otras zonas".

Castro afirma que el sector está esperando una explicación por parte del Ayuntamiento, ya que "la mayoría de los locales cumplen con las exigencias sanitarias frente al Covid".

"Es verdad que hay un problema de saturación puntual, porque te llegan todas las personas a la misma hora, la mayoría trabajando con reservas, Pero cuando la gente no encuentra sitio, va paseando hasta que encuentran un hueco y da una apariencia de una aglomeración, pero las medidas de seguridad se cumplen", afirma.

La polémica suscitada por los precintos de locales pone el foco en la economía turística del municipio en verano: "Si nos castigan, la gente dejará de venir a Tarifa, y aquí estamos todos los negocios relacionados".